Invitación a la proyección del Documental, Paquimé: Ciudad de hombres (Piedras que hablan).

Piedras que hablan

 

Se hace la cordial invitación a la proyección del documental: Paquimé: Ciudad de hombres, de la serie Piedras que hablan, una viaje al pasado prehispánico a través de la crónica de Juan Villoro. Producida por el INAH y Canal 22.

26 de abril de 2013 a la 1:00pm, en el Auditorio de Museo Semilla, Centro de Ciencia y Tecnología. Dentro del 6to. Encuentro Regional de Historia y Cultura Populares.

 

En un esfuerzo por conjuntar el conocimiento arqueológico y la experiencia de producción televisiva, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y Canal 22 unen pasión, vocación y técnica, para poner en la mira de los televidentes,  el fascinante mundo de la arqueología mexicana.

Descubrir los sitios arqueológicos, a través de la historia de sus exploraciones y develar algunos de los descubrimientos más significativos, son parte de la trama que conforma cada programa. En este viaje al pasado también podremos conocer los criterios y las técnicas arqueológicas, así como el uso de herramientas, algunas utilizadas desde hace décadas y que son indispensables en este quehacer, hasta otras más sofisticadas que implican tecnologías como el escaneo aerotransportado, mismas que acercan al estudioso al conocimiento que persigue.

Esta travesía de 13 narrativas nos traslada a ciudades antiguas del México precolombino, lo mismo a través de una evocación literaria, que a la crudeza del clima derredor de los vestigios, y que con genio intelectual nos lleva una de las plumas más brillantes de nuestros tiempos, el escritor Juan Villoro.

PIEDRAS

Tras caminatas a través de la selva o el desierto, el arribo a templos por escalinatas cada vez más estrechas y restringidas, el paso por laberintos oscuros que evocan el inframundo o el descenso a cenotes, Villoro va al encuentro de los arqueólogos especialistas de cada una de las antiguas ciudades, y entre su charla, comparten con nosotros cómo fueron develando el misterio y significado de estructuras, estelas o jeroglíficos, y por supuesto el verdadero sentido de los juegos de pelota.

De muchas ciudades pareciera que se sabe todo, pero aún de las más estudiadas como Palenque o Teotihuacan se develan, tras cada temporada de investigación,  nuevas historias de sus hacedores y del complejo de un pensamiento siempre ligado a la naturaleza y al concepto de lo divino que, en ocasiones, ha cambiado la perspectiva que desde nuestros tiempos hemos configurado sobre los antepasados precolombinos.

Considerando que México es uno de los países con mayor acervo patrimonial del planeta, se ha convertido en un referente constante e ineludible para la práctica de la Arqueología, por ello la importancia de los documentales arqueológicos . Y no sólo los grandes hallazgos históricos son los que damos a conocer, son también los procesos de diagnóstico, investigación, preservación y difusión del patrimonio, que han permitido fundar una muy sólida tradición arqueológica mexicana.

Interroguemos a las piedras y hagámoslas hablar para que nos digan sus más profundos secretos.

PAQUIMÉ

44

Paquimé, el lugar de las casas grandes, es una antigua ciudad prehispánica ubicada en el estado de Chihuahua, conformada por diversos edificios cuya característica principal es la utilización de adobe, madera y piedra para su construcción. Las características únicas de las técnicas constructivas utilizadas permitieron la existencia de edificios con dos o inclusive tres pisos de altura, llegando a albergar poco más de dos mil habitantes.

El desarrollo de la cultura Casas Grandes y su centro Paquimé, abarcó el noroeste de la Sierra Madre Occidental, la mayor parte del oeste de Chihuahua y algunas áreas de Sonora, Arizona y Nuevo México, llegando a zonas completamente distintas entre sí y con retos de adaptación diferentes, tal es el caso de Cueva de la Olla, ubicada a 50 kilómetros de Paquimé. Se trata de un asentamiento periférico de la Cultura casas Grandes ubicado en el corazón de la sierra en un pequeño valle intermontano. Cueva de la olla es un perfecto ejemplo de las llamadas Casas en acantilado, una serie de cuevas utilizadas con fines habitacionales, que en ocasiones llegan a contener un enorme granero construido con pajas y barro que permitía el almacenaje de alimentos.

49

Tradicionalmente la antigua ciudad de Paquimé  había sido considerada como un enclave tolteca o avanzada pochteca mesoamericana en el norte de México, cómo un centro comercial de importancia que concentraba productos provenientes de Mesoamérica y el gran suroeste de Estados Unidos. Las recientes investigaciones en esta ciudad y en los asentamientos periféricos han cambiado la perspectiva social sobre esta antigua urbe, ahora se piensa más en un desarrollo a través de medios locales que por influencias externas.

47

 

 

Invitación a la proyección del Documental, Paquimé: Ciudad de hombres (Piedras que hablan).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s