“SI NO ESTUDIAMOS AL VILLA BANDOLERO, NO ENTENDERMOS AL VILLA REVOLUCIONARIO”: JESÚS VARGAS

Chihuahua, Chih. 21 de noviembre del 2015

115_0878dc3026

Ciudad Juárez, Chih.- El historiador Jesús Vargas participó en el Seminario de Historiografía Friedrich Katz: en memoria, un encuentro en el que destacados estudiosos de la Revolución Mexicana compartieron conocimientos, opiniones y experiencias acerca del trabajo del historiador austriaco que dedicó parte de su vida a la investigación de este hecho histórico.

Con el panel “Katz y su visión sobre la Revolución en el Norte Mexicano: la guerra secreta en México y Pancho Villa”, el cual fue moderado por Guadalupe Santiago, Jesús Vargas expuso sus opiniones y experiencias en torno al trabajo del doctor Katz.

“La primera persona que me hizo pensar que yo podía dedicarme a esto fue Friedrich Katz”, declaró Jesús Vargas al iniciar su plática, y dijo que a partir de los comentarios y la confianza que el doctor Katz le dio, supo que podía dedicarse a la investigación historiográfica.

Vargas habló sobre la vida de Katz, acerca de cómo pasó su niñez como refugiado en Francia para luego ingresar con su familia a Estados Unidos y más tarde a México, a la edad de 13 años, único país que les dio asilo permanente y sin problemas.

“Estudió en el Liceo Franco-Mexicano, en donde empezó su pasión por la literatura y la historia, y precisamente por la relación que tuvo con el México de Lázaro Cárdenas, la Revolución empezó a tener dimensiones dentro de él, tema al cual, posteriormente le dedicó al menos cinco décadas de su vida”, declaró.

Describió que en Viena, Katz obtuvo el doctorado con una tesis acerca de los aztecas, y después fue profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad de Texas. Desde 1971 dio cátedra en la Universidad de Chicago, institución que en 2004 cambió el nombre de su “Programa de Estudios Mexicanos” a “Centro de Estudios Mexicanos Friedrich Katz”.

“En una ocasión, declaró que su interés por la historia de la Revolución en Chihuahua se fincaba en que éste había sido el más controvertido de todos los movimientos revolucionarios de México, pero el menos conocido”, comentó Vargas, y mencionó también que Katz había expresado que la Revolución en Chihuahua no podía mirarse desde un marco simplista, sino algo mucho más complejo. “Mientras a otros movimientos se les calificaba como campesino u obrero, el chihuahuense era mucho más profundo. El de Chihuahua fue un movimiento de una eficacia militar extraordinaria”, dijo.

Recordó Jesús Vargas que en 1995, Katz recibió el nombramiento de Chihuahuense Honorario, otorgado por el Congreso del Estado y promovido por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

“En su discurso de agradecimiento señaló de nuevo las razones que lo habían llevado a investigar sobre la Revolución en el Norte de México, no dejaba de asombrarle que cuando Francisco I. Madero llamó a la revolución el 20 de noviembre de 1910, la única parte donde se dio el levantamiento armando fue en Chihuahua, y no solo eso, sino que la gran insurrección que supuestamente era nacional y que solo se efectuó en esta tierra del norte, la enfrentaron con valor los revolucionarios de Chihuahua”, destacó.

En 1988, tras una investigación que le llevó 20 años, el doctor Katz concluyó la biografía de Francisco Villa, una publicación de 1058 páginas, más de 2000 notas y 700 referencias bibliográficas de los libros que el autor consultó a lo largo de su trabajo. En el prólogo el autor advierte que se deben distinguir los hechos de la ficción y la verdad de la leyenda en relación con los primeros años de Villa, es decir, entender el ambiente en que vivió el caudillo antes de la Revolución en la frontera norte de México, y sobre todo en el estado de Chihuahua. “Aquella región tenía una historia muy distinta de la del resto de México”, mencionó Vargas.

Destacó finalmente que esta disertación de Katz lo llevó resolver, que si no se estudia la etapa de Villa bandolero, no será posible entender la etapa de Villa militar y revolucionario. “Villa tenía como regla en su trato la lealtad y la valentía, y como defecto más grande la traición. De esa manera podemos entender casi todos los rasgos que rodean la vida de Villa como injusticias y como actos de bondad”, declaró.

Jesús Vargas es docente e historiador especialista en la región comprendida entre Chihuahua y Durango, escribe semanalmente “La Fragua de los tiempos”. Es promotor del rescate y clasificación de documentos, así como de la protección del patrimonio histórico, y ha sido investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

El Seminario de Historiografía formó parte de las Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México, un evento que se realizó del 17 al 19 de noviembre en el MUREF, y que estuvo a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, y del Patronato Amigos del MUREF.

“SI NO ESTUDIAMOS AL VILLA BANDOLERO, NO ENTENDERMOS AL VILLA REVOLUCIONARIO”: JESÚS VARGAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s