AL 90 POR CIENTO LOS AVANCES DE LA RÉPLICA DE PAQUIMÉ EN EL MUSEO DE EL CHAMIZAL DE CIUDAD JUÁREZ.

Chihuahua, Chih. 16 de noviembre del 2015

107_6a5017e30a

En los jardines del Museo de Arqueología El Chamizal de Ciudad Juárez, se pueden observar los muros de seis metros de alto construidos a base de tierra apisonada, la misma técnica artesanal que fue utilizada hace 800 años para edificar la antigua ciudad de Paquimé. Y es que, en este museo, están a punto de concluir los trabajos de construcción de las réplicas del Patio de las Guacamayas, la habitación de la Casa Grande, y el observatorio del Montículo de la Cruz; tres recintos que originalmente se encuentran en dicha zona arqueológica ubicada en el municipio de Casas Grandes.

Como una iniciativa del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, esta obra se realiza gracias al aporte económico otorgado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), a través del Programa de Empleo Temporal (PET). La intención es dar a conocer las técnicas originales de construcción de la antigua ciudad prehispánica, además de acercar este monumento arqueológico a quienes no tienen la posibilidad de viajar para conocerlo.

Esta obra comenzó a finales del 2014 y se tiene contemplado que concluya en su totalidad para el mes de diciembre del 2015, según informó la arquitecta Alba Máynez Segura, coordinadora de este proyecto, quien en días pasados estuvo en el municipio de Santa Isabel para participar en el Taller Internacional de Conservación y Restauración de Arquitectura de Tierra (TICRAT) 2015, impartiendo una plática acerca del proceso realizado para llevar a cabo dicha construcción.

107_d706b2909b

Durante la exposición, habló sobre el estudio previo que fue necesario realizar para la construcción de una réplica escala uno a uno de los elementos de la ciudad prehispánica, ya que, según detalló, se tuvieron que tomar en cuenta no solo aspectos técnicos como las dimensiones y proporciones adecuadas, sino características humanas antiguas y las formas relacionadas con la vida hacia la naturaleza, además de sus ritos ceremoniales y su conexión con el universo y las estrellas.

El método de tapial consiste en lograr un solo muro conectado por medio de cimbras o moldes en las que se vacía una mezcla con las proporciones adecuadas de tierra, cal y agua; para luego ser compactada con una herramienta llamada pisón que puede ser de piedra o de de metal.

“Nuestro material de trabajo es la tierra, hemos realizado todo de manera artesanal ya que el sitio nos obliga a estas condiciones, por lo que el elemento humano ha sido fundamental para esta obra”, declaró la arquitecta, y detalló que las personas que actualmente trabajan en las cuadrillas de construcción, se han encargado de tareas como ubicar los bancos de tierra, llevar acarreos hasta el sitio de obra, seleccionar piedras, hacer las mezclas y vaciarlas en el encofrado, apisonar la tierra y prácticamente “bailar” sobre ella para lograr la compactación adecuada.

107_b11995d8c8

“El edificio fue creciendo en capas de 5 a 7 centímetros, para lo cual se requiere de un gran esfuerzo físico”, indicó, y dijo también que la primera corrida de 15 centímetros llevó un total de dos días ejecutarla por completo.

“El proceso del tapial tiene varias recomendaciones, es una técnica que requiere un proceso de trabajo con la tierra muy minucioso”, mencionó describiendo que al cernirla, se recupera tal solo un 65 por ciento por cada metro cúbico de esta tierra “esto nos genera un trabajo bastante arduo”, añadió.

Posteriormente, conforme los muros fueron edificándose, se han ido abriendo las ventanas y puertas en forma de T, una de las características más representativas del sitio arqueológico. Esta tarea, según describió la expositora, emplea alrededor de cuatro horas por medio del trabajo de cinco personas.

Este trabajo se inició como una manera de complementar la museografía del jardín del museo, ya que solo se cuenta con réplicas de objetos importantes de las culturas meseoamericanas, pero las culturas del norte o aridoamérica no estaban contempladas. “El museo recibe visitas diariamente de niños de escuelas a quien va dirigido principalmente este proyecto, para que conozcan sitios que probablemente sean difíciles de visitar”, concluyó la arquitecta Máynez.

AL 90 POR CIENTO LOS AVANCES DE LA RÉPLICA DE PAQUIMÉ EN EL MUSEO DE EL CHAMIZAL DE CIUDAD JUÁREZ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s