EL AGUA EN LA REGIÓN DE MEOQUI Y LOS SUSCESOS TRASCENDENTES EN SU DESARROLLO CULTURAL

Chihuahua, Chih. 16 de diciembre del 2015.

124_4c08e430e1

El Distrito de Riego 005 y su impacto en los habitantes de Meoqui, los estudios ambientales y la contaminación del agua en la región, así como la historia desde su fundación hasta nuestros días, fueron los temas que se analizaron durante el encuentro “Hablemos del Camino Real”, un evento realizado en días pasados en los municipio de Meoqui y Rosales, en donde a través de pláticas, relatos y vivencias, un grupo de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y los mismos habitantes de ambas comunidades, compartieron información valiosa acerca del Camino Real de Tierra Adentro y su herencia cultural.

124_1ff47324a0

Alicia De los Ríos Merino mostró el resultado de un trabajo de investigación realizado meses antes, cuándo en compañía de los integrantes de la Sociedad de Estudios Históricos de Meoqui, se dio a la tarea de recopilar anécdotas, tradiciones y diálogos acerca del proceso que se experimentó desde la década de los 30 con la creación del Distrito de Riego.

“Meoqui, Julimes y Rosales son poblaciones mestizas con más de 300 años de historia, la afluencia del rio San Pedro fue un factor fundamental para su fundación atendiendo a las necesidades de agua y tierras cultivables, elementos esenciales para la fundación de los pueblos”, comentó la historiadora.

Destacó que en 1910, luego de la inauguración de la presa La Boquilla en San Francisco de Conchos, los hombres de la región comenzaron a construir un sistema de canales para el riego que posteriormente, en 1932, fueron la base para establecer el Distrito de Riego. Esto resalta el trabajo, sin el uso de tecnolog­ía, de principios del siglo XX como antecedente inmediato a dicho distrito.

Comentó que sus entrevistados recordaron las formas antiguas, tradiciones y costumbres en la práctica agrícola, como la “sembrada al tercio”, es decir, sembrar la tierra ajena y compartir con el propietario un tercio del producto; o la forma de medir con vara del carrito de mulas cuando la carga era abundante; la confianza en la palabra del otro y la manera de involucrar a la familia completa en el trabajo agrícola, así como los métodos como la troje, el molino, el cuartito de alambre al aire libre, la deshidratación y las conservas para almacenar la comida.

124_4af715beef

“Conscientes de que modernidad debía llegar a estas tierras, los habitantes de Meoqui defienden el derecho a pensarse tradicionales al señalar que los recursos naturales, como el hidráulico, no son renovables, y apuntan la ausencia de sostenibilidad en la producción que inició en la década de los 30”, mencionó, y concluyó que el principal conflicto con respecto a este suceso en la historia de Meoqui, ha sido el que se ha generado en la memoria pública, ya que poco se hace referencia a que hace siglos las comunidades fueron creadas por sus antecesores, sin tecnología y con el único interés de hacer habitables estas enormes extensiones de tierra.

Por su parte, Esmeralda Cervantes Rendón, presentó un análisis acerca de los estudios ambientales que se realizan en los municipios del estado de Chihuahua, información obtenida de una recopilación de publicaciones como artículos científicos, libros y monografías en los que se estudian temas como el agua, el aire, la energía y la biodiversidad.

“El municipio de Meoqui es uno de los que menos estudios tiene al respecto, alcanzando apenas un 10 por ciento en el total de las investigaciones hechas en el estado”, dijo, y añadió que estas investigaciones, relacionadas con el agua, se han realizado por parte de instituciones como la UACJ, la UACH, el CIMAV y el Colegio de Chihuahua.

Detalló que dentro de lo que se ha estudiado sobre la temática del agua, están el río San Pedro y el acuífero Meoqui-Delicias, enfocándose en problemáticas como los altos niveles de arsénico y la contaminación a causa de los fertilizantes que se utilizan en la zona, en donde se ha encontrado que hay una cantidad alta de nitratos que pudieran afectar la salud, cuando sus principales usos son para riego y para consumo humano. “Los resultados de estos estudios han indicado un índice de calidad del agua del 78 al 49 por ciento, dependiendo de la época y del uso que se le esté dando, es decir, la a calidad del agua del río sería de buena a regular”, comentó.

Declaró también que además se han realizado estudios para encontrar soluciones a estas problemáticas, presentado opciones caseras y económicas para disminuir el arsénico en el agua, como en la que se recomienda filtrarla utilizando arena enriquecida, de lo que se obtienen resultados favorables con la remoción de un 50 a 60 por ciento de contaminantes.

Para terminar esta mesa de diálogo titulada “El Camino Real y su continuidad cultural con Meoqui”, Eduardo Muñetón Soto, quien reside en esta comunidad, presentó un video en el que se narra la historia de la fundación de Meoqui, así como sus tradiciones y costumbre, y resaltó los valores culturales como parte de la identidad de un pueblo. “Debemos poner nuestro grano de arena para que la memoria de los habitantes de Meoqui permanezca presente en el conocimiento de nuestros descendientes”, concluyó.

EL AGUA EN LA REGIÓN DE MEOQUI Y LOS SUSCESOS TRASCENDENTES EN SU DESARROLLO CULTURAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s