CONCLUYE PROGRAMA ACADÉMICO DE LAS JORNADAS CULTURALES EN MUREF

Para concluir con dos días de intensas actividades académicas de las III Jornadas Culturales en el Museo de la Revolución en la Frontera (MUREF), se proyectó  parte del filme Reed, México Insurgente, una película filmada en 1973 por Paul Leduc.

 

Reed, México Insurgente es un filme basado en la novela México Insurgente, la Revolución de 1910 de John Silas Reed, el cual narra las experiencias que vivió este periodista norteamericano durante su estancia en el campamento de los revolucionarios al mando del general Tomás Urbina miembro de la División del Norte de Pancho Villa.

Aleksandra Jablonska, Doctora en Artes y catedrática de la Universidad Autónoma de México, realizó un análisis detallado de la película de Paul Leduc, que retrata algunos momentos vividos por el periodista al interior de uno de los campamentos revolucionarios, en el norte de México y al cual llegó con el objetivo de publicar “la verdad” desde dentro el movimiento revolucionario.

El filme explicó Jablonska, intenta retratar como era la vida dentro de las tropas revolucionarios, la organización que tenían, la integración y rol de cada persona en el campamento, incluso algunos episodios del momento que se vivía en 1913.

Resaltó que aunque la película está basada en la novela México Insurgente, difiere en algunos conceptos y formas de describir a los mexicanos y sus costumbres pues su autor, John Reed habla con términos discriminativos y exagerados.

Con esta proyección concluyó, el programa académico de las III Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México, para dar paso a la presentación de obras de teatro y actividades artísticas que complementan el programa de las Jornadas Culturales 2017.

Así mismo permanece abierta la exposición fotográfica Zapata un viaje sin retorno de Miguel Ángel Berumen, una colección de 48 fotografías, la mayoría inéditas, del movimiento Zapatista en México, sus soldados, la fisionomía y la intimidad de movimiento revolucionario.

CONCLUYE PROGRAMA ACADÉMICO DE LAS JORNADAS CULTURALES EN MUREF

ANALIZAN EL PAPEL DE LOS EXTRANJEROS DENTRO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA.

La visión y práctica espiritista de Francisco I. Madero y el papel de los Cónsules estadounidenses en el estado de Chihuahua durante la revolución mexicana, fueron temas centrales en el segundo día de actividades de las III Jornadas Culturales  de la Revolución en el Norte de México. Por segundo día consecutivo se contó con la presencia de profesores y estudiantes de la carrera de Historia de la UACJ.

Las actividades iniciaron con la plática de Catherine Mayo acerca de su libro “La revolución de 1910 y el libro secreto de Francisco I. Madero”,  un texto que narra aspectos poco conocidos en la vida del llamado apóstol de la democracia en México, nos referimos a su práctica espiritista.

La escritora Mayo relató cómo hace algunos años realizando trabajos de investigación encontró un libro publicado en 1911 por Francisco I. Madero, bajo el pseudónimo de VHIMA. El cual describe el espiritismo que Madero profesaba y que para los tiempos en los que se publicó seguramente fue motivo de polémica.

“Una parte del resumen que yo hice sobre lo que Madero creía, decía algo como –No somos nuestro cuerpo físico, somos espíritus y en tanto, estamos destinados a la reencarnación, por nuestras obras y a través de retomar a Dios. Hablar en esos tiempos de temas como la reencarnación sin duda era incluso peligroso, de ahí que pudiera ser este el motivo por el cual no firma Madero con su nombre” relató la expositora.

Otro de los temas en debate durante el día fue la presentación de la plática: Los Agentes Intermediarios Americanos, Los Cónsules de los Estados Unidos en las Chihuahua 1913-1914 a cargo del John Klingemann, investigador estadounidense que realiza un doctorado sobre temas de la revolución mexicana.

Klingemann explicó que durante los años de la revolución los diplomáticos estadounidenses ejercieron un papel de informantes “Los cónsules se vieron obligados a trabajar fuera de sus actividades, facilitaban información para la protección de los estadounidenses y los inversionistas de su país”.

Ambas participaciones dieron pie a interesantes comentarios y reflexiones entre el público asistente  en el marco de los conversatorios que se llevaron a cabo luego de las pláticas.

 

ANALIZAN EL PAPEL DE LOS EXTRANJEROS DENTRO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA.

DAN INICIO LAS III JORNADAS CULTURALES DE LA REVOLUCIÓN EN EL MUREF

En las instalaciones del Museo de la Revolución en la Frontera (MUREF) se llevó al cabo la mañana de este miércoles la ceremonia de inicio de las III Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México. Esta edición dedicada al tema: La Revolución vista desde los extranjeros.

“El mensaje que hoy queremos enviar a toda la república y a la cultura en general, es que en Ciudad Juárez los chihuahuenses estamos preocupados y ocupados por no dejar que esa memoria histórica y ese trabajo de investigación científico relacionado al movimiento revolucionario no se pierda, por el contrario, debe perdurar como guía ante los problemas de hoy” comentó durante su mensaje el delegado del INAH en Chihuahua Jorge Carrera Robles.

Destacó además los esfuerzos del MUREF por realizar cada año estas jornadas de diálogo y reflexión enfocadas en conservar y arraigar la memoria histórica “es un momento muy importante el que vive nuestro país, donde el proteccionismo emerge ante los justificadores de la globalidad, esos que demandaron romper con las políticas de protección propias de gobiernos nacionalistas. Y hoy sigue vigente el debate, justo en un momento en que debemos reflexionar en temas de fondo y de gran calado que nos unen y nos atan a los temas de las revolución”.

Para iniciar el programa se presentó la conferencia de Heribert Von Feilitzsch titulada la Ira de la Revolución, la vida y los tiempos de Felix A. Sommerfeld, quien abordó el tema de la inclusión y la influencia de este personaje de origen alemán en tiempos de la revolución.

Le siguieron un conversatorio con John Klngemann sobre algunos personajes que intervinieron en la Revolución Mexicana y la participación de Ben Brown con el tema Cástulo Herrera, hasta los revolucionarios tienen que trabajar, quienes interactuaron con un nutrido y participativo grupo de estudiantes de la carrera de Historia de Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

En la parte central del MUREF se realizó la inauguración de la exposición temporal de fotografía Emiliano Zapata, un viaje sin retorno,  del curador Miguel Ángel Berumen, que consta de 48 fotografías, del movimiento Zapatista en México y que estará abierta al público en los próximos tres meses

Para cerrar la jornada de actividades se llevó a cabo la presentación, por parte de Alonso Domínguez, del libro México Bárbaro del autor estadunidense John Kenneth Turner, el cual fue publicado en tiempos de la revolución. Acto seguido se dio un conversatorio relacionado con este libro a cargo de Pedro Siller y Ben Brown.

DAN INICIO LAS III JORNADAS CULTURALES DE LA REVOLUCIÓN EN EL MUREF

EL TURISMO MAL ENFOCADO ES UN RIESGO PARA EL PATRIMONIO: SERVANDO ROJO.

Invitado para compartir sus experiencias en temas de  conservación de patrimonio cultural en el Taller Internacional de Conservación y Restauración de Arquitectura de Tierra (TICRAT 2017), organizado por el Centro INAH Chihuahua, el doctor en arquitectura Servando Rojo Quintero, catedrático de la Universidad Autónoma de Sinaloa, habló sobre las causas que están llevando al fracaso a algunos “Pueblos Mágicos”.

Impulsor de proyectos de conservación y declaratorias de patrimonio, el doctor Rojo Quintero, destacó que el turismo para las comunidades es una gran oportunidad de crecimiento y desarrollo, pero también representa un gran riesgo para el patrimonio y las comunidades, sobre todo cuando se ve a estos pueblos solo como opción de negocio “Es un riesgo, cuando en aras de atraer turismo se crean escenografías que distorsionan a lo auténtico y luego resulta que encuentras pueblos que no son originales”.

Citó por ejemplo el caso del municipio de Álamos en Sonora, donde estuvo involucrado, desde la declaratoria de patrimonio hasta su nombramiento como Pueblo Mágico, “en Alamos cuando empezó el auge del turismo, llegaron las grandes empresas comerciales nacionales e internacionales y el comercio local fue desplazado, lo que afectó negativamente la economía cotidiana”.

Para Servando Rojo, lo ideal es considerar la capacidad de carga que tienen los municipios, es decir, considerar la capacidad que existe para atender turismo: espacios públicos, de hospedaje, de servicios básicos como agua, electricidad y drenaje, entre otros “cuando se altera la naturaleza del pueblo es cuando hay que parar y marcar límites, sí al turismo, pero un turismo en beneficio de la población local”.

Explico que para eso existe lo que los expertos le llaman el “Triángulo de oro” que es el acuerdo entre instituciones de gobierno, académicos y la población local, para definir qué rumbo deben tomar estos proyectos, la omisión de estas partes es lo que ha llevado al fracaso de los “Pueblos Mágicos”.

El concepto de “Pueblo Mágico” surgió en México en el año 2001 y a la fecha son 111 las comunidades que cuentan con esta distinción, el reto actual según Servando Rojo, es que la Secretaría de Turismo, así como autoridades estatales y locales, establezcan políticas que definan que rumbo deben tomar estos proyectos para garantizar el buen funcionamiento de estos proyectos.

EL TURISMO MAL ENFOCADO ES UN RIESGO PARA EL PATRIMONIO: SERVANDO ROJO.

ESTRENAN OBRA DE TEATRO SOBRE LA CULTURA PAQUIMÉ

Teniendo como marco el 4to. Festival en las Casas Grandes, el grupo de teatro Sapiens- Sapiens estreno la obra “Oración al Viento”, un espectáculo creado para representar el final de la civilización de Paquimé, con un toque de miedo y misticismo.

Inet Simental escritora de la obra, comentó que la idea surgió con la invitación del Instituto Nacional de Antropología e Historia para participar en el 4to. Festival en las Casas Grandes “El doctor Jorge Carrera nos facilitó información sobre la historia de la cultura de Paquimé y de ahí surge la idea de representar por medio de una obra con esta idea de terror y miedo que supongo se debe sentir cuando debes abandonar tu lugar de origen”.

Como explica su autora, el espectáculo es una lucha entre tres mujeres sacerdotisas por repoblar Paquimé. Son tres personajes: La que cura ojos interpretada por Inet Simental que representa a una mujer que puede ayudar a los demás a ver, física y simbólicamente, “ella en realidad tienen algunos trucos para manipular, hasta que al final se da cuenta que a la única que puede ayudarse es a sí misma”.

Viento interpretada por Rocío García es la sacerdotisa encargada de tener una relación directa con el Dios del viento y Piedra Grande que es Paulina Grajeda que es ciega pero puede ver el futuro.

Sapiens-Sapiens es una compañía de teatro independiente con el interés de transmitir a través de su arte nuevos conceptos e ideas  “nuestro interés es que, a partir del teatro, hagamos un estudio del hombre, de sus capacidades y conflictos pero sobre todo, de la manera que tiene de resolverlos”

Desde su inicio en 2011 la compañía ha presentado algunos proyectos como Las brujas de Macbeth, Canto Rojo, La Leyenda de las Sirenas y Sonidos Gnósticos además de participar en varios proyectos como con el municipio de Santa Bárbara en una obra inspirada en la Ruta de Oñate y otra  titulada 1567 sobre la  fundación de esta ciudad, la más antigua de nuestro estado de origen hispánico.

ESTRENAN OBRA DE TEATRO SOBRE LA CULTURA PAQUIMÉ

CONCLUYE CON ÉXITO EL 4TO. FESTIVAL EN LAS CASAS GRANDES

* Recibe Juan Soto González la presea Guacamaya Paquimé.

Luego de tres días de recorridos por la zona arqueológica y el museo, conferencias, exposiciones fotográficas, muestra y venta de artesanías, talleres, teatro y la música de la Huasteca veracruzana, concluyó con éxito el 4to. Festival en las Casas Grandes, con la entrega de la presea Guacamaya Paquimé al maestro Juan Soto González por su trayectoria como promotor cultural en la región noroeste de nuestro estado.

El cierre del festival se realizó la mañana de este sábado en el museo de Paquimé, con la entrega de la presea Guacamaya Paquimé, que este año fue para el maestro Juan Soto González por sus inumerables aportes a la cultura regional.

Juan Soto es originario del municipio de Ascención, egresado de la Escuela Normal de Estado “Luis Urías Balderrain” y la Universidad Pedagógica Nacional con sede en Nuevo Casas Grandes. Desde 1984 se ha desempeñado como docente en distintas instituciones de nivel básico y últimamente ha incursionado en la administración pública.

Sin embargo, su labor como promotor cultural fue el principal atributo que lo hizo acreedor a la presea: una hermosa pieza elaborada por manos expertas de ceramistas de la comunidad de Mata Ortiz. Así pues, es colaborador activo de las salas de lectura municipal, asesor cultural en el municipio de Ascención, forma parte activa del Circuito de escritores regionales del noroeste del estado, ha sido ganador del concurso “Oración al Cartero” y “Don Quijote nos invita a leer”. Es coautor de algunos libros, además de promover la cultura con internos de centro de reintegración social de Ascención.

“Hoy les decimos que como en el caso de Spencer McAllum, Julián Hernández y Luis Mario Madrid, no nos equivocamos en reconocer y honrar a quien tanto lo merece” dijo el Delegado del INAH en Chihuahua, Jorge Carrera Robles, minutos antes de develar la presea.

Por su parte el maestro Juan Soto González agradeció la distinción “doy gracias por estar en el camino de sembrar la cultura, al lado mío hay muchas personas, no me he hecho solo, yo solo soy el artífice pero hay muchas personas, la gente de mi pueblo, que siempre me han apoyado”.

A manera de colofón, la música de la Huasteca veracruzana del grupo Son Melo, fue quien cerró con broche de oro los tres días de actividades del festival en las Casas Grandes.

CONCLUYE CON ÉXITO EL 4TO. FESTIVAL EN LAS CASAS GRANDES

 MÁS DE 650 NIÑOS Y ADULTOS VISITAN LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE PAQUIMÉ

  • Numerosos grupos de estudiantes de Jardines de niños, primarias, secundarias y bachilleratos visitan diariamente la zona arqueológica de Paquimé.
  • Alumnos de la Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua, capacitados por personal del museo dirigen las visitas.
  • Artesanas de Veracruz muestran bordan blusas para los visitantes.

Dentro de las actividades del 4to. Festival en las Casas Grandes, numerosos grupos de niños, adolescentes y adultos realizaron recorridos por la zona arqueológica de Paquimé. Tan solo en dos días 650 personas en su mayoría alumnos de jardín de niños, primaria, secundaria y universidades acudieron tan importante sitio de patrimonio mundial y más de 600 asistieron a las conferencias y eventos culturales.

El segundo día de actividades, inició con los recorridos a las zonas arqueológicas. Desde muy temprano, decenas de pequeños del jardín de niños esperaban ansiosos iniciar el trayecto de la mano de sus maestras y bajo la guía de Perla Bustillos, encargada de las visitas. A ellos le siguieron grupos de primaria, secundaria y algunos turistas extranjeros.

Perla Bustillos explicó que el recorrido consta de 10 estaciones: El juego de pelota, la casa de los hornos, el montículo de la cruz, la organización social, la casa de los cráneos, la casa de las guacamayas, la casa de los pilares, el montículo de los héroes y el montículo de las ofrendas. Al terminar la visita a la zona arqueológica, los grupos continuaron su recorrido por el interior del museo, el cual cuenta con tres salas: Los primeros pobladores, las actividades de Paquimé y la llegada de los españoles.

Durante la tarde Catalina Martínez y Viviana Hernández, artesanas originarias de Hoeycuatitla, en el corazón de la Huasteca veracruzana, compartieron con un grupo nutrido de estudiantes de bachillerato y mujeres de la comunidad, sus conocimientos en la elaboración de bordados en blusas de manta.

Estas artesanas, creadoras de arte popular, forman parte de un grupo de mujeres indígenas, denominado Xochitlatzomanih, que significa Bordadoras de flores, quienes desde hacer 15 años se reunieron y con apoyos gubernamentales lograron poner un taller de bordado de blusa tradicionales, vestidos, rebosos, camisas, servilletas, bolsas y monederos. Actualmente son 12 las mujeres que integran el taller y llevan a ferias y congresos sus productos.

Para cerrar el día el grupo de teatro Sapiens-Sapiens presentó la obra “Oración al Viento” en el patio central del museo.

 MÁS DE 650 NIÑOS Y ADULTOS VISITAN LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE PAQUIMÉ