LA MÚSICA DE LA HUASTECA VERACRUZANA EN EL FESTIVAL SOL DE ACANTILADOS 2017

Boletín de prensa No. 8
15 de abril de 2017

En la Zona Arqueológica Las 40 Casas se llevó a cabo la cuarta edición del festival “Sol de Acantilados”, evento que se realiza cada año como parte de la difusión del patrimonio cultural que realiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, contando en esta ocasión con la participación del grupo Son Melo conformado por talentosos músicos originarios de la región huasteca del estado de Veracruz.

Dirigidos por el maestro Enrique Melo, originario de Chicontepec Veracruz, Son Melo llega hasta Las 40 Casas para mostrar la gran riqueza musical del huapango utilizando los tradicionales instrumentos en su ejecución: el violín, jarana y quinta huapanguera.

Fueron tres sus presentaciones que disfrutaron los asistentes. El jueves 13 interpretaron varias piezas como Flor menudita, El Caballito (huapango que bailaron sobre el tablado), El rebozo, El Huasteco, sin embargo, La calandria arrancó numerosos aplausos con la improvisación de versos que aludían a algunos asistentes.

Enrique Melo destacó el valor de lo cultural para preservar tradiciones y con ello la identidad mexicana.

La presentación del viernes 14 incluyó también sones jarochos, destacando La Bamba, pieza que ha puesto a Veracruz en los ojos del mundo. Con el son de La Polla Pinta bailaron 10 voluntarios dejando constancia de la capacidad de la música y el baile para promover el intercambio cultural.

El festival “Sol de Acantilados” se realiza durante los días 13, 14 y 15 de abril en la Zona Arqueológica Las 40 Casas ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua, en donde hubo además se ofrecen talleres de arqueología, decorado de cerámica, pintura y elaboración de tapiales de Casas en Acantilado.

LA MÚSICA DE LA HUASTECA VERACRUZANA EN EL FESTIVAL SOL DE ACANTILADOS 2017

ANUNCIA INAH CUARTA EDICIÓN DEL FESTIVAL ‘SOL DE ACANTILADOS’

Boletín de prensa No. 5
07 de abril de 2017

  • Desde 2014 se realiza en la Zona Arqueológica Las 40 Casas.
  • Se ofrecen talleres de arqueología, dibujo, arquitectura y cerámica.
  • Presencia de la cultura pima, compartiendo sus tradiciones.
  • Como invitados especiales, el grupo veracruzano Son Melo.

La cuarta edición del Festival Sol de Acantilados se realizará durante los días 13, 14 y 15 de abril en la Zona Arqueológica Las 40 Casas, ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua. Para ello se han preparado una serie de actividades culturales que tienen como objetivo fortalecer la apropiación del patrimonio y la identidad regional.

Sol de Acantilados es un evento organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, en coordinación con el Gobierno Municipal de Madera, con la finalidad de promocionar el patrimonio cultural que alberga uno de los sitios arqueológicos más importantes de Chihuahua, relacionando este antiguo legado con las culturas vivas, específicamente con el pueblo pima, una de las cuatro etnias originarias de nuestro estado y que habita actualmente en la región.

Parte del programa incluye la participación de la comunidad o’oba o pima, tanto del municipio de Madera como de la comunidad de Yepachi, quienes compartirán los rasgos más representativos de su cultura e identidad. En este mismo contexto, se presentará la exposición fotográfica “Entre judíos y fariseos”, que muestra una serie de imágenes relacionadas con la celebración de la Semana Santa de los pimas captadas por Andrés Oseguera Montiel como parte de una investigación antropológica realizada hace algunos años.

Como invitados especiales, provenientes de la huasteca del estado de Veracruz, los integrantes del grupo “Son Melo” presentarán su repertorio musical de sones huastecos y jarochos. La agrupación está conformada por la familia Melo, heredera de una gran tradición musical, originaria de Chicontepec, poblado ubicado en la huasteca veracruzana.

Como cada año, se llevarán a cabo también interesantes talleres: “Excavando el pasado”, dirigido a niños y jóvenes interesados en adquirir la experiencia de ser parte de una excavación arqueológica simulada; “Tapiales de Casas en Acantilado”, una enseñanza teórico-práctica acerca del sistema a base de tierra apisonada con la que fueron construidas las viviendas del sitio arqueológico; “Pinta tu patrimonio”, actividad para que los pequeños visitantes expresen su experiencia acerca del festival y del recorrido por la zona arqueológica mediante divertidos juegos de mesa y dibujos; “Decora tu olla”, un curso en el que se enseñan las técnicas que realizan los alfareros de la comunidad de Mata Ortiz para elaborar sus famosos diseños de cerámica.

Durante los tres días del evento se estará proyectando al público una interesante entrevista realizada Eduardo Gamboa Carrera, arqueólogo mexicano experto en el estudio de la cultura llamada Casas Acantilado.

Para la realización de este festival, a partir del año 2015 se comenzaron a utilizar nuevos espacios en la explanada ubicada antes de llegar al acceso que lleva a la Zona Arqueológica. El lugar ha sido adaptado para la presentación de las actividades culturales y artísticas, así como los talleres de arqueología, antropología, cerámica y arquitectura, y la venta de artesanías y comida típica de la región.

Todos los eventos y talleres son gratuitos. Sol de Acantilados 2017 se realizará del 13 al 15 de abril en la Zona Arqueológica Las 40 Casas, a 45 kilómetros de Ciudad Madera.

2017_Programa_Sol_Acantilados

ANUNCIA INAH CUARTA EDICIÓN DEL FESTIVAL ‘SOL DE ACANTILADOS’

LA MÚSICA DE LA HUASTECA HIDALGUENSE LLEGÓ HASTA LA SIERRA DE CHIHUAHUA EN EL FESTIVAL “SOL DE ACANTILADOS”

Zona Arqueológica “Las Cuarenta Casas”, Madera. 30 de marzo de 2016.136_0bd705e231En días pasados se llevó a cabo en la Zona Arqueológica Las 40 Casas la tercera edición del festival “Sol de Acantilados”, evento que se efectúa cada año como parte de la difusión del patrimonio cultural que realiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, contando en esta ocasión con la participación del trío Aurora Hidalguense, agrupación conformada por tres talentosos jóvenes originarios de la región huasteca del estado de Hidalgo.

136_7e854e9d55

Al ritmo de sones y huapangos, así como de música para danzas autóctonas interpretadas en náhuatl, animaron a la gente que acudió a presenciar el alegre espectáculo, y por medio de la improvisación de versos que hacían alusión al festival Sol de Acantilados, a la zona arqueológica Las 40 Casas y a la hospitalidad y calidez de los chihuahuenses, se ganaron el aplauso y el reconocimiento del público asistente.

136_f62a19494a

Durante la presentación, dijeron sentirse orgullosos de sus raíces indígenas y relataron un poco de las costumbres que se realizan en las festividades de su pueblo, Pesmayo, en donde continúan interpretando su música en eventos tradicionales como las bodas. “Las mujeres se visten con trajes y listones de colores y son entregadas por sus padres en el templo, en donde se arrodillan ante un altar hecho con plantas naturales”, narraron al momento de interpretar y traducir parte de una melodía cantada originalmente en náhuatl, que describe el proceso de esta ceremonia.

136_6ca566a685

Esta agrupación musical se conformó en el año 2008 en la comunidad de Pesmayo, Xochiatipan del estado de Hidalgo, iniciando con el nombre “Trio Rincón Hidalguense”, el cual fue impulsado por Gustavo y Héctor Rodrigo Hernández, así como Zeferino Hernández Cortés, de Zacatlán Xochiatipan. Posteriormente Raúl Gómez Villegas ocupó el lugar de Zeferino, y actualmente continúa en el conjunto al lado de los hermanos Hernández Hernández.

Han interpretado su música para danzas tradicionales, tales como Inditas, Montezón, Tres Colores y Xochitines; además de participar en festividades como el Xantolo, Carnaval y Huapangueadas. Cuentan también con presentaciones en múltiples festivales, congresos, homenajes, talleres, programas de radio y diversos eventos a lo largo del país.

136_f15a567ce6

Gustavo Hernández Hernández, de 24 años, es quien toca el violín. Comenzó a tocar instrumentos por iniciativa propia y de manera lírica a la edad de 10 años. “El primer instrumento que aprendí a tocar fue la quinta huapanguera, aun cuando yo no tenía y la pedía prestada”, comenta Gustavo, y declara que poco después empezó a tocar el violín y por último la jarana. “Recuerdo que mi primer violín me lo compró mi padre con mucho esfuerzo”, dijo el joven músico, quien además, es egresado de la Licenciatura en Administración de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Héctor Rodrigo Hernández Hernández, de 20 años de edad, se inició en la música gracias a su hermano Gustavo quien le enseñó a través de su ejemplo. “No sé qué haría si no tocara un instrumento, aprendí a tocar la jarana, instrumento que toco en el trío, a la edad de 10 años aproximadamente”, declaró, y dijo que actualmente combina la actividad musical con sus estudios en la UAEH Huejutla, en donde cursa la Licenciatura en Derecho.

Por su parte, Raúl Gómez Villegas quien cuenta con 30 años de edad y es egresado de la Universidad Autónoma de Chapingo, toca la quinta huapangera. Aprendió a tocar este instrumento, además de la jarana, a los 11 años, describiendo esta vocación como la respuesta a una necesidad personal. “La mayor parte de mi vida he tocado muchos géneros musicales, pero a partir del año 2012, cuando conocí a Gustavo y a Rodrigo, retomamos este proyecto que engloba muchas cosas, y sentimos que puede ir para algo grande”, declaró Raúl.

El trío Aurora Hidalguense cuenta con tres grabaciones discográficas: “Orgullosamente xochiatipenses” (2008); “Xochisona” (2010); y “Sones y danzas indígenas de Hidalgo” (2015), mismas que compartieron con el público que acudió a su presentación en Las 40 Casas.

El festival “Sol de Acantilados” se realizó durante los días 24, 25 y 26 de marzo en la zona arqueológica Las 40 Casas ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua, en donde hubo además talleres de arqueología, decorado de cerámica, pintura y elaboración de tapiales de Casas en Acantilado.

LA MÚSICA DE LA HUASTECA HIDALGUENSE LLEGÓ HASTA LA SIERRA DE CHIHUAHUA EN EL FESTIVAL “SOL DE ACANTILADOS”