LA MÚSICA DE LA HUASTECA VERACRUZANA EN EL FESTIVAL SOL DE ACANTILADOS 2017

Boletín de prensa No. 8
15 de abril de 2017

En la Zona Arqueológica Las 40 Casas se llevó a cabo la cuarta edición del festival “Sol de Acantilados”, evento que se realiza cada año como parte de la difusión del patrimonio cultural que realiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, contando en esta ocasión con la participación del grupo Son Melo conformado por talentosos músicos originarios de la región huasteca del estado de Veracruz.

Dirigidos por el maestro Enrique Melo, originario de Chicontepec Veracruz, Son Melo llega hasta Las 40 Casas para mostrar la gran riqueza musical del huapango utilizando los tradicionales instrumentos en su ejecución: el violín, jarana y quinta huapanguera.

Fueron tres sus presentaciones que disfrutaron los asistentes. El jueves 13 interpretaron varias piezas como Flor menudita, El Caballito (huapango que bailaron sobre el tablado), El rebozo, El Huasteco, sin embargo, La calandria arrancó numerosos aplausos con la improvisación de versos que aludían a algunos asistentes.

Enrique Melo destacó el valor de lo cultural para preservar tradiciones y con ello la identidad mexicana.

La presentación del viernes 14 incluyó también sones jarochos, destacando La Bamba, pieza que ha puesto a Veracruz en los ojos del mundo. Con el son de La Polla Pinta bailaron 10 voluntarios dejando constancia de la capacidad de la música y el baile para promover el intercambio cultural.

El festival “Sol de Acantilados” se realiza durante los días 13, 14 y 15 de abril en la Zona Arqueológica Las 40 Casas ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua, en donde hubo además se ofrecen talleres de arqueología, decorado de cerámica, pintura y elaboración de tapiales de Casas en Acantilado.

LA MÚSICA DE LA HUASTECA VERACRUZANA EN EL FESTIVAL SOL DE ACANTILADOS 2017

LA PRESENCIA PIMA EN EL FESTIVAL SOL DE ACANTILADOS 2017

Boletín de prensa No. 7
16 de abril de 2017.

Invitados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, en la cuarta edición del festival Sol de Acantilados participó la comunidad pima de Yepachi en voz de Manuel Casimiro, quien habló acerca de su identidad cultural y las prácticas tradicionales de su pueblo.

Los pimas u o´oba, son uno de los cuatro pueblos indígenas originarios que habitan en el estado de Chihuahua, y sus principales comunidades se encuentran en la cabecera municipal de Madera y en el poblado de Yepachi, ubicado en el municipio de Temósachi.

Manuel Casimiro es promotor cultural que desde hace varios años ha contribuido a la recuperación de la lengua, narraciones y cantos tradicionales apoyando la labor de don Alberto Castellanos, cantador pima poseedor de un extenso repertorio de cantos tradicionales que forman parte del patrimonio cultural inmaterial de Chihuahua.

El día viernes 14 el festival contó con la participación especial de la comunidad pima de Sacaton, Arizona. Cantos acompañados de sonajas, dieron ritmo a su tradicional danza de Las canastas interpretada exclusivamente por mujeres. Gracias a la invitación que le hizo la presidencia municipal de Madera, fue posible contar con tan valiosa presentación.

En la parte final de su baile los asistentes, a solicitud de las pimas danzantes, varias personas del público se incorporaron a la danza como muestra de hermandad e intercambio, en un mundo donde se puece y debe convivir con respeto a las tradiciones de los demás. Este emotivo cierre dejó constancia del encuentro entre pimas de Arizona y del municipio de Madera, los cuales a pesar de las fronteras geopolíticas continúan intercambiando saberes y tradiciones.

Cabe mencionar que la cuarta edicion del festival Sol de Acantilados contó con la muestra fotográfica Entre Judíos y Fariseos, retratos de la Semana Santa pima, una secuencia de imágenes que describe dicha celebración motivando su interpretación y reflexión al tratarse de una festividad única del norte de México en las comunidades de Yepachi, Chihuahua y Maycoba, Sonora.

La muestra se compone de 50 imágenes agrupadas en diversas etapas cronológicas de investigación realizada por Andrés Oseguera Montiel, quien a través de una entrevista grabada en video, detalla dentro de la misma exhibición la intención de esta indagación antropológica realizada años atrás. Allí se exhibe la esencia de la festividad y sus elementos descriptivos más emblemáticos.

En la Semana Santa que festeja el pueblo pima, prevalece en el ritual, la confrontación física por encima de la unidad social como expresión de la disputa por el poder; los fariseos como grupo representante de los indígenas pimas encuentran en el ritual la posibilidad de enfrentar al grupo social dominante que erigió una iglesia para controlar simbólicamente todo lo relacionado con esta fiesta y gran tradición religiosa.

La cuarta edición del festival Sol de Acantilados se realizó durante los 13, 14 y 15 de abril en la Zona Arqueológica Las 40 Casas, ubicada en el municipio de Madera.

LA PRESENCIA PIMA EN EL FESTIVAL SOL DE ACANTILADOS 2017

DIO INICIO LA CUARTA EDICIÓN DEL FESTIVAL ‘SOL DE ACANTILADOS’ EN LAS 40 CASAS

Boletín de prensa No. 6
13 de abril de 2017.

Los visitantes acudieron desde temprana hora para disfrutar de los eventos que se desarrollan a partir de hoy jueves, y durante los próximos días viernes y sábado  en el festival Sol de Acantilados, evento cultural que se realiza en la Zona Arqueológica Las 40 Casas, ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua.

En coordinación con el Gobierno Municipal de Madera, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, organiza desde  2014 este evento con la finalidad de promocionar el patrimonio cultural que alberga uno de los sitios arqueológicos más importantes del norte de México.

Durante este primer día de actividades se contó con la presencia de familias de la localidad y poblados cercanos, así como turistas que aprovechan los días de asueto de esta temporada para viajar y conocer el estado.

Las 40 Casas es una de las cinco zonas arqueológicas abiertas al público en Chihuahua, y forma parte de las llamadas Casas Acantilado, ya que las construcciones, que datan del año 1,200, se encuentran en abrigos rocosos y acantilados de las barrancas de la sierra. Es un área donde se encuentran varias cuevas, la más famosa, la Cueva de las Ventanas, a donde se puede ingresar luego de un recorrido de casi dos kilómetros por el acantilado y tras cruzar el arroyo El Garabato.

Además de este recorrido por la Zona Arqueológica, niños, jóvenes y adultos, pudieron participar en los talleres que se ofrecen de manera gratuita como parte del programa: Pinta tu patrimonio, a cargo de Jorge Meléndez, quien guía a los participantes en la realización de dibujos y divertidos juegos manifestando su particular visión de la Zona Arqueológica y de este encuentro cultural. Tapiales de Casas en Acantilado, en donde Karen Zaragoza enseña las técnicas constructivas que se utilizaron hace 800 años para la edificación de las viviendas del sitio. Excavando el pasado, dirigido por Alberto Peña, el arqueólogo que muestra las interesantes actividades de su profesión por medio de una excavación simulada. Decora tu olla, con la presencia del alfarero Iván Martínez, proveniente de la comunidad de Mata Ortiz, quien enseña a los participantes los métodos para elaborar la famosa cerámica estilo Paquimé.

Además se estuvieron transmitiendo los documentales Las Casas Acantilado en la voz de un arqueólogo, en donde Eduardo Gamboa Carrera habla acerca de su experiencia en el trabajo de investigación que ha realizado en torno a este tema; y  Semana Santa pima, una entrevista al etnólogo Andrés Oseguera acerca de las investigaciones realizadas en cuanto a las celebraciones del pueblo pima. Esta plática es un acompañamiento a la exposición fotográfica Entre judíos y fariseos, que se exhibe en el centro de visitantes de la Zona Arqueológica y muestra una serie de imágenes captadas por el investigador durante su trabajo de campo.

Durante la tarde se presentará el grupo Son Melo, quienes acuden como invitados especiales desde el estado de Veracruz. La agrupación está conformada por la familia Melo, heredera de una gran tradición musical, originaria de Chicontepec, poblado ubicado en la huasteca veracruzana, y estarán presentado su repertorio musical de sones huastecos y jarochos.

Y como parte de la presencia pima, uno de las etnias originarias del estado de Chihuahua que habitan actualmente en la región, se realizarán una serie de charlas en las que representantes de esta cultura tanto del municipio de Madera como de la comunidad de Yepachi, hablarán acerca de su cultura e identidad.

Todas estas actividades se estarán desarrollando durante los tres días que dura en festival: jueves 13, viernes 14 y sábado 15 de abril. Los eventos y talleres se ofrecen de manera gratuita. La Zona Arqueológica abre a partir de las 10:00 de la mañana.

DIO INICIO LA CUARTA EDICIÓN DEL FESTIVAL ‘SOL DE ACANTILADOS’ EN LAS 40 CASAS

SE EXHIBIERON FOTOGRAFÍAS DE LA SIERRA DE CHIHUAHUA, CAPTADAS POR CARL LUMHOLTZ A FINALES DEL SIGLO XIX

Zona Arqueológica “Las Cuarenta Casas”, Madera. 4 de abril de 2016.

139_0cd2f57e57Entre las actividades que se realizaron los días 24, 25 y 26 de marzo dentro del tercer festival cultural ‘Sol de Acantilados’, se presentó la exposición fotográfica “El explorador del noroeste de Chihuahua: Carl Lumholtz. Arqueología y etnografía de la sierra”, la cual muestra una serie de imágenes captadas por el célebre investigador noruego entre los años 1890 y 1898.

139_54a0b8e90b

La exposición estuvo dividida en tres partes: Con un total de 32 imágenes, en el centro de visitantes de la Zona Arqueológica ‘Las 40 Casas’ se presentó el tema: “Las primeras imágenes de Las 40 Casas y los rostros de los pimas de la sierra”; mientras que en el centro de visitantes de la Zona Arqueológica ‘El Conjunto Huápoca’ se presentó “Las Casas en Acantilado de la sierra y las viviendas de los pimas”, la cual consta de 32 imágenes. Por último, en el centro de visitantes de la Zona Arqueológica ‘Cueva Grande’, se presentó el tema “Imágenes arqueológicas y familias pimas”, con un total de 27 fotografías.

Estos tres sitios están ubicados en el municipio de Madera, Chihuahua, y la muestra en conjunto formó parte del programa del festival ‘‘Sol de Acantilados’ en su edición 2016, evento de difusión organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua.

139_2020958280

La exposición es un esfuerzo del INAH por reflejar la unión del antes y el ahora en la difusión del patrimonio cultural inmaterial a través de lo material. Además, estuvo acompañada de una serie de objetos relacionados con la arqueología regional y nacional, que detallan la riqueza entre los símbolos y las acciones de las culturas ancestrales que habitaron el territorio chihuahuense.

139_2e7da783c3

Este compendio exhibe una serie de fotografías centenarias que capturaron la cultura del pueblo indígena de los pimas, quedando eclipsado para siempre entre blancos negros y escalas de grises en imágenes que más que describir, animan a descubrir en la nostalgia histórica.

139_9a91f12bb1

Tomadas de una selección de imágenes que fueron captadas en el transcurso de las exploraciones del etnógrafo noruego Carl Lumholtz por el norte de México a finales del siglo XIX, esta muestra presenta las tomas concernientes a su paso por la zona serrana del noroeste de Chihuahua, siendo éstas las primeras fotografías de paisajes, comunidades, naturaleza, etnografía y arqueología de la región.

139_eef7827f42

Las exploraciones de Lumholtz fueron patrocinadas por el Museo Americano de Historia Natural (American Museum of Natural History) de donde surgieron un total de 2,576 fotografías, las cuales se encuentran entre el acervo de dicho museo, con la colección llamada ‘Lumholtz Expedition to Mexico’.

139_7c4301997d

Su libro “El México desconocido: cinco años de exploración entre las tribus de la Sierra Madre Occidental; en la tierra caliente de Tepic y Jalisco, y entre los Tarascos de Michoacán”, fue publicado por primera vez en 1902 en idioma inglés. En esta obra se describen los años de trabajo en el territorio mexicano presentando una selección de las imágenes y algunos dibujos donde ejemplifica sus hallazgos.

139_92ec75572e

Carl Lumholtz nació en Lillehammer, Noruega en 1851 y murió en la ciudad de Nueva York en 1922. Ha sido considerado, además de explorador, un naturalista y etnógrafo del norte de México, aportando información valiosa a la comunidad científica, ya que recolectó especímenes botánicos y de fauna, así como artefactos arqueológicos nunca antes descritos por otros investigadores.

SE EXHIBIERON FOTOGRAFÍAS DE LA SIERRA DE CHIHUAHUA, CAPTADAS POR CARL LUMHOLTZ A FINALES DEL SIGLO XIX

VISITANTES DE ZONA ARQUEOLÓGICA “LAS 40 CASAS” APRENDIERON SOBRE ARQUITECTURA, ARQUEOLOGÍA Y ANTROPOLOGÍA

Zona Arqueológica “Las Cuarenta Casas”, Madera. 1 de abril de 2016.

138_2312d112cb

Tres interesantes talleres fueron impartidos por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, durante la tercera edición del festival Sol de Acantilados, evento realizado recientemente en la Zona Arqueológica Las 40 Casas con el propósito de fortalecer la difusión del patrimonio cultural y la apropiación e identidad regional.

Durante los tres días del evento los talleres de arqueología, arquitectura y pintura dieron inicio a temprana hora, y con ellos los visitantes realizaron interesantes y divertidas actividades además de deleitarse con la naturaleza y el paisaje al hacer el recorrido para llegar a la zona arqueológica, así como de las presentaciones culturales y artísticas que incluyó el programa.

El taller “Tapiales de Casas en Acantilado”, una enseñanza teórico-práctica acerca del sistema con la que fueron construidas las edificaciones del sitio arqueológico, fue impartido por las arquitectas Wendy Suárez y Karen Zaragoza de la Sección de Monumentos Históricos del INAH Chihuahua.

138_712d78fdee

Este curso se realizó con el objetivo de difundir las técnicas constructivas que se usaron en Las 40 Casas, un sistema a base de tierra apisonada conocido como tapial. El método, utilizado en la región hace aproximadamente 800 años, consiste en una técnica de tierra batida conformada dentro de un molde, y compactada por medio de una herramienta llamada pisón.

138_bef3493a92

Al igual que muchos otros conjuntos de edificaciones prehispánicas de la misma región, estas casas se construyeron al interior de abrigos rocosos, por lo que han sido definidos por los arqueólogos como conjuntos de Casas en Acantilado.

En el taller se replican las técnicas constructivas, la búsqueda de las tierras y las combinaciones de materiales del propio entorno, demostrando como el ser humano es capaz de construir su propio hábitat con sus propias manos, y obteniendo como resultado final un muro que se asemeja mucho a los de las viviendas de la zona arqueológica.

138_8bc1db0ab2

Con “Excavando el pasado”, taller dirigido a niños y jóvenes interesados en adquirir la experiencia de ser parte de una excavación arqueológica simulada, los participantes utilizaron las herramientas que los especialistas manejan en su trabajo de campo para obtener y registrar sus hallazgos.

138_129578e749

Los niños, entusiasmados con la idea de ser “arqueólogos por un día”, usan las herramientas, excavan, dibujan y toman fotografías de sus hallazgos. Todo esto lo hacen en una excavación simulada en donde previamente fueron enterrados algunos objetos que ellos debían encontrar.

El taller fue impartido por el arqueólogo Carlos Iván Robles con la intención de concientizar a los participantes acerca de la importancia del cuidado del patrimonio arqueológico, además de dar a conocer la misión y normatividad del INAH para la investigación, registro y conservación de los sitios y las zonas arqueológicas.

138_0be141610e

El tercer taller, “Dibuja tu patrimonio”, estuvo enfocado en los pequeños visitantes que, mediante el dibujo, expresaron su experiencia acerca del festival y el recorrido por la zona arqueológica. Fue impartido por el licenciado en artes plásticas Jorge Meléndez.

138_560cb861f4

El principal objetivo de esta actividad es la interacción con la comunidad infantil, para que, una vez que han visitado la zona arqueológica, plasmen sus experiencias por medio del dibujo. Al final, se obtuvo un total de 117 trabajos hechos con acuarelas y crayolas en los que los participantes expresaron su manera particular de apreciar el patrimonio arqueológico.

Por medio de los talleres del Festival de Sol de Acantilados se ha generado un punto de encuentro de aprendizaje cultural para los visitantes de la zona arqueológica, siendo el marco perfecto para obtener un acercamiento con la comunidad por medio del aprendizaje práctico y divertido de la historia y las culturas antiguas.

Estas actividades se realizaron de manera gratuita durante los días 24, 25 y 26 de marzo en el marco del tercer festival cultural Sol de Acantilados, evento de difusión realizado por el INAH en la Zona Arqueológica Las 40 Casas ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua.

VISITANTES DE ZONA ARQUEOLÓGICA “LAS 40 CASAS” APRENDIERON SOBRE ARQUITECTURA, ARQUEOLOGÍA Y ANTROPOLOGÍA

LA MÚSICA DE LA HUASTECA HIDALGUENSE LLEGÓ HASTA LA SIERRA DE CHIHUAHUA EN EL FESTIVAL “SOL DE ACANTILADOS”

Zona Arqueológica “Las Cuarenta Casas”, Madera. 30 de marzo de 2016.136_0bd705e231En días pasados se llevó a cabo en la Zona Arqueológica Las 40 Casas la tercera edición del festival “Sol de Acantilados”, evento que se efectúa cada año como parte de la difusión del patrimonio cultural que realiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, contando en esta ocasión con la participación del trío Aurora Hidalguense, agrupación conformada por tres talentosos jóvenes originarios de la región huasteca del estado de Hidalgo.

136_7e854e9d55

Al ritmo de sones y huapangos, así como de música para danzas autóctonas interpretadas en náhuatl, animaron a la gente que acudió a presenciar el alegre espectáculo, y por medio de la improvisación de versos que hacían alusión al festival Sol de Acantilados, a la zona arqueológica Las 40 Casas y a la hospitalidad y calidez de los chihuahuenses, se ganaron el aplauso y el reconocimiento del público asistente.

136_f62a19494a

Durante la presentación, dijeron sentirse orgullosos de sus raíces indígenas y relataron un poco de las costumbres que se realizan en las festividades de su pueblo, Pesmayo, en donde continúan interpretando su música en eventos tradicionales como las bodas. “Las mujeres se visten con trajes y listones de colores y son entregadas por sus padres en el templo, en donde se arrodillan ante un altar hecho con plantas naturales”, narraron al momento de interpretar y traducir parte de una melodía cantada originalmente en náhuatl, que describe el proceso de esta ceremonia.

136_6ca566a685

Esta agrupación musical se conformó en el año 2008 en la comunidad de Pesmayo, Xochiatipan del estado de Hidalgo, iniciando con el nombre “Trio Rincón Hidalguense”, el cual fue impulsado por Gustavo y Héctor Rodrigo Hernández, así como Zeferino Hernández Cortés, de Zacatlán Xochiatipan. Posteriormente Raúl Gómez Villegas ocupó el lugar de Zeferino, y actualmente continúa en el conjunto al lado de los hermanos Hernández Hernández.

Han interpretado su música para danzas tradicionales, tales como Inditas, Montezón, Tres Colores y Xochitines; además de participar en festividades como el Xantolo, Carnaval y Huapangueadas. Cuentan también con presentaciones en múltiples festivales, congresos, homenajes, talleres, programas de radio y diversos eventos a lo largo del país.

136_f15a567ce6

Gustavo Hernández Hernández, de 24 años, es quien toca el violín. Comenzó a tocar instrumentos por iniciativa propia y de manera lírica a la edad de 10 años. “El primer instrumento que aprendí a tocar fue la quinta huapanguera, aun cuando yo no tenía y la pedía prestada”, comenta Gustavo, y declara que poco después empezó a tocar el violín y por último la jarana. “Recuerdo que mi primer violín me lo compró mi padre con mucho esfuerzo”, dijo el joven músico, quien además, es egresado de la Licenciatura en Administración de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Héctor Rodrigo Hernández Hernández, de 20 años de edad, se inició en la música gracias a su hermano Gustavo quien le enseñó a través de su ejemplo. “No sé qué haría si no tocara un instrumento, aprendí a tocar la jarana, instrumento que toco en el trío, a la edad de 10 años aproximadamente”, declaró, y dijo que actualmente combina la actividad musical con sus estudios en la UAEH Huejutla, en donde cursa la Licenciatura en Derecho.

Por su parte, Raúl Gómez Villegas quien cuenta con 30 años de edad y es egresado de la Universidad Autónoma de Chapingo, toca la quinta huapangera. Aprendió a tocar este instrumento, además de la jarana, a los 11 años, describiendo esta vocación como la respuesta a una necesidad personal. “La mayor parte de mi vida he tocado muchos géneros musicales, pero a partir del año 2012, cuando conocí a Gustavo y a Rodrigo, retomamos este proyecto que engloba muchas cosas, y sentimos que puede ir para algo grande”, declaró Raúl.

El trío Aurora Hidalguense cuenta con tres grabaciones discográficas: “Orgullosamente xochiatipenses” (2008); “Xochisona” (2010); y “Sones y danzas indígenas de Hidalgo” (2015), mismas que compartieron con el público que acudió a su presentación en Las 40 Casas.

El festival “Sol de Acantilados” se realizó durante los días 24, 25 y 26 de marzo en la zona arqueológica Las 40 Casas ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua, en donde hubo además talleres de arqueología, decorado de cerámica, pintura y elaboración de tapiales de Casas en Acantilado.

LA MÚSICA DE LA HUASTECA HIDALGUENSE LLEGÓ HASTA LA SIERRA DE CHIHUAHUA EN EL FESTIVAL “SOL DE ACANTILADOS”

COMUNIDADES PIMAS COMPARTEN PARTE DE SUS TRADICIONES EN EL FESTIVAL “SOL DE ACANTILADOS”

Zona Arqueológica “Las Cuarenta Casas”, Madera. 29 de marzo de 2016.

135_31caab6ea8

Invitados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua, en la tercera edición del festival “Sol de Acantilados” participaron las comunidades pimas de Yepachi y de ciudad Madera, dando una muestra de su cultura y tradiciones a través de una representación del Yúmare, ceremonia ritual de música y danza por medio de la cual agradecen a Dios por la salud, la lluvia y la buena cosecha.

135_168551c9a2

Los pimas u o´oba, son uno de los cuatro pueblos indígenas originarios que habitan en el estado de Chihuahua, y sus principales comunidades se encuentran en la cabecera municipal de Madera y en el poblado de Yepachi, ubicado en el municipio de Temósachi.

El festival “Sol de Acantilados” se lleva a cabo cada año durante la Semana Santa en la zona arqueológica Las 40 Casas, como parte de la difusión del patrimonio cultural que realiza el Centro INAH Chihuahua. En este evento se forja un vínculo entre el legado arqueológico y las culturas vivas que habitan actualmente en la región, tal es el caso de los pimas, quienes compartieron parte de sus tradiciones a los asistentes a este evento.

“Esta vez estamos más organizados, más coordinados, y por ello decidimos hacernos vestimentas tradicionales para las danzas”, declaró Mario Rascón Miranda, miembro de la comunidad pima del municipio de Madera que participa por segunda ocasión en este evento, quien explicó que los trajes que portaron los 20 integrantes de su grupo para la presentación, fueron elaborados tratando de seguir las tradiciones originales.

135_28f7cd1df3

“Nuestros trajes los hicimos con tela de gamuza de colores amarillo, café y morado para que fueran lo más parecido a los originales, ya que en el pasado se hacían con pieles de animales curtidas, teñidas con pigmentos naturales”, dijo, y agradeció el apoyo del INAH Chihuahua y del delegado Jorge Carrera Robles para la confección de sus nuevos vestuarios.

135_4e3071e480

Explicó también que el Yúmare se compone de una serie de cantos y danzas, las cuales realizan durante tres días consecutivos. “En el Yúmare bailan las mujeres tomadas de las manos siguiendo el ritmo de las sonajas y el canto en lengua pima, y al mismo tiempo al compás de instrumentos de cuerdas, los hombres danzan el Pascol”, dijo.

135_dea5a9755b

Estas danzas fueron representadas también por los pimas de la comunidad de Yepachi, y finalmente ambas agrupaciones indígenas se unieron en una sola celebración invitando también a los espectadores a formar parte de la festividad, participando en los bailes de “los borrachos” y “el caballito”.

Mario Rascón habló también acerca de una nueva Asociación Civil que están conformando, por medio de la cual pretenden reforzar y dar continuidad a sus tradiciones en las generaciones presentes y futuras. “Lo que buscamos es hacer una gran comunidad pima en donde podamos vivir todos cerca unos de otros” comentó, y dijo que para ello están en trámites con el Registro Agrario Nacional para la adquisición de una propiedad en donde puedan agrupar a toda la comunidad pima de ciudad Madera, la cual está compuesta por 400 familias aproximadamente.

135_e621b26551

Explicó que el hecho de vivir alejados, no les permite conservar sus tradiciones de la mejor manera, ya que generalmente sus ceremonias y danzas duran varios días y es necesario pasar la noche en el lugar en el que se realizan. “Viviendo todos en una reservación buscamos conservar nuestras tradiciones de forma más libre, de esta manera nuestra cultura nunca se va a acabar”, mencionó.

135_9c93a9e2f6

Durante la presentación, Reyna María de los Ángeles Amaya, gobernadora de la comunidad pima de Madera, explicó que esto fue tan solo una muestra de las danzas del Yúmare, ya que la verdadera celebración dura tres días y se debe realizar durante tres años consecutivos. Asimismo, antes de finalizar, invitó a todo el público a formar parte del Yúmare que celebrarán durante el próximo mes de mayo. “Los invitamos para que sigan conociendo nuestras tradiciones y para que dancen con nosotros durante toda la noche”, comentó.

El festival “Sol de Acantilados” se realizó durante los días 24, 25 y 26 de marzo en la zona arqueológica Las 40 Casas ubicada en el municipio de Madera, Chihuahua, en donde además de la presentación de la cultura pima, hubo talleres de arqueología, pintura y arquitectura, así como presentaciones artísticas y recorridos por la zona arqueológica.

COMUNIDADES PIMAS COMPARTEN PARTE DE SUS TRADICIONES EN EL FESTIVAL “SOL DE ACANTILADOS”