Valle de Allende

El Municipio de Allende tiene una superficie de 2,471.3 kilómetros cuadrados, los cuales representan el 1% de la superficie total del estado. Su altitud sobre el nivel del mar fue fijada en los 1,552.0 metros. La ciudad está ubicada a los 26º56’ de latitud norte y a una longitud de 105º24’ del meridiano de Greenwich.

Colinda al norte con los municipios de San Francisco de Conchos, Valle de Zaragoza y Camargo; al sur, con Matamoros y Coronado; al este, con los municipios de Jiménez y López, y al oeste, con Hidalgo del Parral.

Su superficie está formada por mesetas, a excepción de la parte septentrional que tiene lomas bajas. Las serranías principales son: las de Almoloya, en la parte media, y las del Carmen y Santa Rosalía, en la parte sur. Sus ríos Primero y Concepción, proceden del municipio de Matamoros; los ríos Valle y Parral que atraviesan su territorio, nacen en la sierra de Santa Bárbara, desembocan en el río Florido y éste, a su vez, en el río Conchos. La corriente del Conchos se vierte en el Bravo, el cual desemboca en el Golfo.

Los españoles llamaron al Valle de San Bartolomé la “región fértil de la cuenca del río Florido”. Gracias a la abundancia de agua en el lugar, se convertiría en el granero y surtidor de carnes de la Nueva Vizcaya, fertilidad que aún conserva.

Antecedentes Históricos

Los orígenes del asentamiento de Valle de San Bartolomé, actual ciudad de Valle de Allende, en el estado de Chihuahua, se remontan hacia 1572, con la fundación del pueblo de Santa María, una reducción de indios donada por Francisco de Ibarra a Alonso Martín Ronquillo, quien a su vez donó terrenos a la orden franciscana. Esta población se originó a partir de la construcción de un convento, cuyo permiso se obtuvo en 1562, y en 1563 fue conocida con el nombre de Valle de San Bartolomé, siendo la primera misión que los franciscanos establecieron en el actual estado de Chihuahua. En esta misión los frailes tenían bajo su mando a indios trasladados del centro de México y otros de la región. En un principio los pobladores estuvieron concentrados río abajo, posiblemente en lo que hoy se conoce como el pueblito de Allende.

La fundación de Santa Bárbara y Valle de San Bartolomé marcó el principio de las relaciones de trabajo entre los españoles y los indígenas de esta zona. Eran relaciones en gran medida coercitivas, macadas por la tensión y la violencia. Existe aún la polémica entre los actuales pobladores de Valle de Allende, Santa Bárbara y Parral, sobre cuál de las poblaciones fue fundada primero. No obstante, es evidente la importancia de esta población como proveedora de alimentos agrícolas a las minas del Real de San José del Parral.

La población de San Bartolomé fue ubicada en una zona agrícola en desarrollo y sobre el Camino Real de Tierra Adentro, por lo que a finales del siglo XVII el poblado llegó a ser un centro comercial importante. Los hacendados establecieron sus expendios, y, a la vez, engrandecieron la población con casas monumentales que eran habitadas en diferentes épocas del año.

El origen de su traza pudo haber correspondido a las Reales Ordenanzas que regían en aquella época y que normaban el establecimiento de plazas, calles principales y distribución de las familias y parroquias. La traza del poblado es de estilo español, proyectada en una supuesta imagen octagonal que en realidad es irregular pues sigue la topografía y el recorrido de las acequias y huertas.

Una de las características sobresalientes del Valle de San Bartolomé fue el desarrollo de sistemas hidráulicos tanto de captación, conducción y almacenamiento como de protección, que son acequias aún utilizadas y que distribuyen el agua hacia las casas-habitación de patio central y huerto. El auge formal del poblado como tal ocurrió hacia finales del siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX. Gracias a su actividad agrícola y comercial se constituyó como un importante centro de producción, abastecimiento y almacenamiento de alimentos de una amplia región minera, sufriendo posteriormente su decadencia como potencia comercial. La producción de algodón llegó a ser importante en la región, originando el establecimiento de fábricas de hilados y tejidos, como la de Talamantes, para industrializar el volumen que quedaba en la zona, después de enviar a los Estados Unidos una parte del mismo.

En la primera mitad del siglo XIX, el desarrollo económico de la República Mexicana sufrió letargo debido a la inestabilidad política y a la inseguridad de los caminos; los asaltos frecuentes obstaculizaron el comercio. En el caso de este poblado, la ruta comercial con México fue cerrada parcialmente, y el intercambio con los Estados Unidos, a donde se enviaba parte del algodón aquí producido, se incrementó, detonando la creación de varias fábricas de hilados y tejidos.

En 1865, los franceses llegaron a ocupar la población por unos meses y hostigaron a los simpatizantes de Benito Juárez, sin causar bajas significativas. Una vez restablecida la paz y la República, las actividades agrícolas y comerciales fueron reanudadas. Los vestigios actuales de lo que fue el mercado son una muestra de este resurgimiento.

El municipio de Allende tiene categoría como tal desde la época colonial, pues cuando se consumó la Independencia, ya había elecciones para su Ayuntamiento. Su nombre original fue San Bartolomé, el cual por decreto del Congreso del Estado, de 9 de septiembre de 1852, fue modificado por el de Allende, en honor al caudillo insurgente don Ignacio José de Allende.

Declaratoria

El viernes 9 de marzo de 2001, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que la ciudad de Valle de Allende, municipio del mismo nombre, estado de Chihuahua, es declarada zona de monumentos históricos.

110 inmuebles —entre los cuales se ubican casas-habitación y comercios, así como templos y edificios públicos— son consignados como Monumentos Históricos. El objetivo primordial de dicha declaratoria consiste en garantizar la protección y conservación de dichas edificaciones; preservar y difundir la riqueza cultural de la Nación como un elemento de identidad y unidad del pueblo mexicano, así como garantizar la protección y conservación de los inmuebles.

La zona de monumentos históricos comprende un área de 1.4 kilómetros cuadrados. Está conformada por 70 edificaciones dispuestas en torno a un espacio central o Plaza de la Constitución, de forma cuadrangular, en donde se realizan las actividades cívicas y sociales más importantes de la población. La zona urbana está atravesada por un sistema de acequias, estructura dependiente del río del Valle que divide a la población en cuatro grandes zonas de riego. La imagen urbana está definida por las calles que tienen al frente los paramentos del conjunto de fachadas de las casas habitación y, detrás de ellas, los frondosos nogales que coexisten con el asentamiento humano. 

   

9 comentarios en “Valle de Allende

  1. francisco rugo montoya burciaga dijo:

    En el año de 1884 se empezo a construir el altar del Templo de nuestra Señora del Rosario terminandoce el año de 1888 por Dn Jesus Montoya y su hijo Benigno Montoya Muñoz . en ese lapso de tiempo en el año de 1887 fallece Dn. Jesus y el altar lo termina su hijo en el Panteon de Valle de Allende existe una base ya desmantelada de cantera rosa donde yacen los restos de D. Jesus Montoya oriundos de Durango, Dgo.

    1. inahchihuahua dijo:

      Estimado Sr. Montoya Burciaga,

      Agradecemos que se ponga en contacto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

      Le comento que le haré llegar sus comentarios a la Arq. Anahelí Chavira, responsable de la Zona de Monumentos Históricos de Valle de Allende y del Proyecto del Camino Real de Tierra Adentro.

      Sin más por el momento, reciba un cordial saludo.
      INAH Chihuahua.

  2. Gala Villalba. dijo:

    En Valle de Allende se quedó mi corazón, pero en mi pensamiento siempre va conmigo. Cuanta nostalgia siento al recordar los paseos por tus calles limpias y armoniosas, llenas de historia y cómo olvidar a su hospitalaria gente. Valle de Allende pueblito querido, que sin haber nacido ahí, mi corazón se quedó contigo.
    Gala Villalba.

    1. inahchihuahua dijo:

      Buenos días Marcela Silva,

      Gracias por ponerse en contacto con el Centro INAH Chihuahua.

      Le informo que la persona que atiende la Zona de Monumentos Históricos de Valle de Allende, es la Arq. Anaeli Chavira Cossío, la cual puede contactar a través de los siguientes correos electrónicos:

      anaeli_chavira@inah.gob.mx ó arq.achavira@gmail.com

      Sin más por el momento, reciba un cordial saludo.

      INAH Chihuahua.

      1. gabriela cuan durón dijo:

        Seguirá vigente esta persona, para solicitar información sobre el Valle de Allende.

      2. inahchihuahua dijo:

        Gracias por ponerse en contacto con el Centro INAH Chihuahua.

        Favor de comunicarse a Ventanilla Única del Centro INAH Chihuahua, por loS siguientes medios:
        Teléfono: (614)410.87.33 / 410.39.48 / 437.11.66 Ext. 178020
        Correo electrónico: tramites.inah@gmail.com

        Sin más por el momento, reciba un cordial saludo.
        INAH Chihuahua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s