CINCO ZONAS ARQUEOLÓGICAS EN CHIHUAHUA QUE VISITAR ESTE VERANO

Boletín de prensa No. 23 / MARTES 10 de JULIO del 2018

La vastedad del territorio Chihuahuense es hogar de diferentes destinos para hacer turismo, el estado grande ofrece turismo de aventura, de negocios, de naturaleza, pero también turismo cultural y arqueológico.

Y es que Chihuahua, a pesar del desconocimiento que se tiene, cuenta con hermosas zonas arqueológicas, las cuales mantienen sus puertas abiertas al público.

Paquimé

Paquimé es un bien de valor cultural inscrito desde 1998 en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Porque es un testimonio excepcional de las relaciones entre los Pueblos del Norte de México y Mesoamérica; ofrece  evidencia única de construcciones de arquitectura de tierra. Se considera que durante la época de esplendor de la Cultura Casas Grandes en la ciudad de Paquimé vivieron más de tres mil personas.

En la zona también se encuentra el Museo de las Culturas del Norte, que abrió sus puertas el 26 de febrero de 1996 y alberga una de las más bellas colecciones arqueológicas del México Antiguo recuperada durante las excavaciones de Paquimé y de otros importantes sitios arqueológicos de la región conformada por el Norte de México y el Suroeste de los Estados Unidos conocida como la Gran Chichimeca.

Esta temporada de vaciones y en pleno verano se puede visitar Paquimé de martes a sábado en horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde, pagando únicamente 65 pesos, o bien, los domingos que es gratis. La zona cuenta con estacionamiento, paquetería, sanitarios, servicios educativos, salón de usos múltiples, cafetería, tienda de artesanías, visitas guiadas (previa cita), instalaciones para personas con discapacidad física.  La Zona Arqueológica Paquimé se localiza en el municipio de Casas Grandes, Chihuahua. A 267km. de Ciudad Juárez y 321km. de la capital del estado.

Las Cuarenta Casas

El lugar es un asentamiento prototípico de la provincia serrana que fue habitado por grupos de cazadores recolectores; basket-makers y agricultores de la Cultura Casas Grandes cliff-dwellers. Los arqueólogos acuñaron estos dos conceptos para interpretar la evolución cultural de estos grupos. Dichas edificaciones fueron construidas al interior de cuevas y abrigos formados en los acantilados de las barrancas, y que se cree funcionaron, además de asentamiento habitacional, como talleres.

Puedes visitar Las Cuarenta Casas de lunes a domingo en un horario de 9 de la mañana tres de la tarde, y es totalmente gratuito, la zona cuenta con estacionamiento, sanitarios, visitas guiadas (previa cita). El sitio arqueológico se localiza a 320 kilómetros al noroeste de la ciudad de Chihuahua y a 42.5 de Ciudad Madera. Para acceder se toma la carretera a Ciudad Cuauhtémoc, Ciudad Guerrero y Ciudad Madera. De allí se continúa por la carretera que lleva a El Largo o Mesa del Huracán, hasta el kilómetro 42 donde está la puerta de acceso a la zona arqueológica.

Cueva de la Olla

Los constructores de la Cultura Casas Grandes primeramente habitaron en cuevas, donde dejaron evidencia de su presencia, como en la Cueva de la Laja, del Rincón y de la Olla. Cerca del año 1100 d.C. se establecen en los valles, cerca de sus cultivos, siendo así como se consolida el inicio de la Cultura Casas Grandes. Albergan evidencia de los primeros cazadores recolectores que usaron las cuevas como refugio. También albergan evidencia de las primeras aldeas agrícolas. Hay evidencia del florecimiento y la decadencia de la Cultura Casas Grandes. Y fueron refugio de los grupos de apaches que estaban siendo exterminados durante la segunda mitad del siglo XIX.

Puedes visitar Cueva de la Olla de lunes a domingo en un horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde, y es totalmente gratuita la entrada, la zona cuenta con estacionamiento, y se encuentra a 67 kilómetros de la ciudad de Casas Grandes, Chihuahua. Para acceder se toma el camino de Casas Grandes a la colonia Juárez, siguiendo por la carretera rumbo a El Largo o Mesa del Huracan, hasta llegar al entronque camino a la comunidad de El Willy. De allí, luego de ocho kilómetros de carretera se localiza el señalamiento de acceso a la zona arqueológica. Cueva de la Olla se ubica en el interior de un abrigo natural que forma parte de un conjunto de lugares semejantes, dentro del Valle de las Cuevas.

Huápoca

El Conjunto Huápoca forma parte de los más de 180 sitios arqueológicos de “Casas en Acantilado” que se tienen registrados en la Sierra Madre Occidental. Su importancia radica en que se trata de asentamientos que se distribuyen como pequeños multifamiliares aprovechando cuevas y abrigos rocosos de los acantilados que forman los barrancos de la cuenca del río Papigochi, con estructuras de arquitectura de tierra y vestigios arqueológicos. El Conjunto Huápoca fue un núcleo de población de Casas Acantilado que está integrado por cuatro unidades habitacionales en tres cuevas:   Nido del Águila, Cueva del Mirador y Cueva de la Serpiente, hay también una Atalaya (torres de comunicación o de control), todos ellos ubicados sobre la ladera del río Papigochi. Forman parte del sistema regional de Paquimé “Cultura Casas Grandes” en la Sierra Madre Occidental. Se estima que los pueblos serranos permanecieron en la región 200 años después del colapso de Paquimé.

Puedes visitar este sitio de lunes a viernes de 9 de la mañana a 5 de la tarde, la entrada es gratuita y el conjunto cuenta con estacionamiento, sanitarios, centro de visitantes y visitas guiadas (previa cita). La zona arqueológica se localiza en la Sierra Madre Occidental en el municipio de Madera  a 280 km. de distancia de la ciudad de Chihuahua. Luego de arribar a Ciudad Madera se toma la avenida  Independencia, hacia el oeste por camino de terracería hasta observarse el señalamiento correspondiente. El Conjunto Huápoca se encuentra a 35 km. de distancia de la cabecera municipal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAVeranoCueva Grande

Enclavada en un rincón de la sierra de Madera, cubierta por una cascada, el abrigo rocoso contiene por lo menos nueve cuartos distribuidos alrededor de una pequeño patio que contenía dos graneros para almacenar maíz. Singular sitio arqueológico de “Casas Acantilado” de fácil acceso, sin duda es una de las ocupaciones humanas más antiguas de la región; por su tamaño y localización es la más próxima al área ribereña. Cuenta con una pequeña Atalaya (punto de comunicación) de la cual pueden verse sus cimientos y traza a un costado del estacionamiento y que funcionó como puesto de comunicación directa con la del Conjunto Huápoca.

Puede visitar Cueva grande de domingo a lunes en un horario de 9 de la mañana  a 5 de al tarde. La entrada es gratuita y cuenta con estacioanmiento. La zona arqueológica  se localiza en la Sierra Madre Occidental en el municipio de Madera  a 280 km. de distancia de la ciudad de Chihuahua. Luego de arribar a Ciudad Madera se toma la avenida  Independencia hacia el oeste por camino de terracería hasta observarse el señalamiento correspondiente a la zona arqueológica Cueva Grande

Estas cinco zonas arqueológicas se han podido rescatar y mantener gracias a un arduo trabajo y aunque se encuentran abiertas al público, y se pueden admirar con toda la familia, se pide a los visitantes todo su respeto y apoyo para seguir manteniéndolas en buenas condiciones.

CINCO ZONAS ARQUEOLÓGICAS EN CHIHUAHUA QUE VISITAR ESTE VERANO

CONMEMORAN 20 AÑOS DE LA DECLARATORIA DE PAQUIMÉ COMO PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

Boletín de prensa No. 09 / Jueves 18 de abril de 2018

Este 2018 se celebran 20 años de la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad que hizo la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), con relación a  la zona arqueológica Paquimé.

Es por ello que, con este motivo y con el propósito de fortalecer la identidad regional y la  apropiación social de ese patrimonio, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) delegación Chihuahua a través del Museo de las Culturas del Norte de Casas Grandes, realizó el pasado miércoles 18 de abril, un emotivo acto de conmemoración de tan significativa fecha.

El Museo de las Culturas del Norte de Casas Grandes, fue la sede a donde acudieron más de 150 personas, entre alumnos de la Universidad Tecnología de Paquimé y el Colegio de Bachilleres plantel 24, promotores culturales y turísticos, académicos, turistas e invitados especiales.

El evento fue encabezado por las autoridades municipales de los seis municipios que conforman la región noroeste del estado, el director del Museo de las Culturas del Norte y el delegado del INAH en Chihuahua.

Mauricio Salgado, director del museo, destacó la importante labor de los medios de comunicación a lo largo de los 20 años que tiene la declaratoria de Paquimé, agradeciendo su disposición para promover y difundir el conjunto de actividades que de manera permanente se llevan a cabo por parte del museo, sin menoscabo de invitar sistemáticamente a visitar la zona arqueológica.

Por su parte, Jorge Carrera, delegado del INAH en Chihuahua, durante su intervención solicitó un aplauso a manera de reconocimiento para cada uno de los trabajadores de la zona arqueológica y el museo que a lo largo de dos décadas han contribuido a la investigación, resguardo, conservación y difusión de tan importantes sitios del patrimonio cultural de los chihuahuenses. También señaló que a lo largo de 2018 las actividades del museo estarán orientadas a conmemorar estos 20 años de la declaratoria.

CONMEMORAN 20 AÑOS DE LA DECLARATORIA DE PAQUIMÉ COMO PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

PROMUEVE INAH LA RECUPERACIÓN DE TRADICIÓN ORAL EN CASAS GRANDES

El Delegado del Centro INAH Chihuahua, Jorge Carrera Robles, impartió este miércoles el “Taller para la recuperación de la tradición oral” en el Museo de Paquimé. El propósito  es capacitar a estudiantes, profesores y promotores culturales del municipio de Casas Grandes en la recuperación de sus tradiciones mediante el valor de la palabra hablada que nos acercan a las historias de vida, hechos trascendentales para la comunidad, recetas gastronómicas, personajes populares, mitos y leyendas.

Lo anterior es parte de las acciones que el municipio de Casas Grandes debe implementar para conservar la denominación de Pueblo Mágico y el compromiso del INAH por apoyar dichas acciones.  Es por esto que instó a los asistentes al taller tomar el compromiso de conservar y promover esta denominación “La responsabilidad de ser pueblo mágico no es un asunto exclusivo del gobierno, sino que involucra a otros actores sociales” comentó.

Ante una asistencia de más de 30 personas entre promotores culturales, empleados del municipio, estudiantes y maestros de la Universidad Tecnológica de Paquimé y la Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua campus Casa Grandes, el Delegado habló de la importancia de recuperar y conservar las tradiciones y costumbres para preservar la identidad.

Comentó que el patrimonio tangible, como lo son los monumentos, bienes culturales muebles y obras de arte sin la base que lo sustente no son más que un conjunto de elementos materiales. Que es  precisamente el patrimonio intangible, las historias, las tradiciones y la cultura que podemos recuperar mediante la tradición oral lo que le da fortaleza y sentido de permanencia.

Carrera Robles compartió algunas experiencias de varios años de trabajo dedicado a la recopilación de tradición oral, durante los cuales ha logrado grabar 300 entrevistas que han dado pie a algunas publicaciones como Voces de Siempre; Historia oral del magisterio chihuahuense (1995), Crónica Urbana (1999), Utopías y colonización: los primeros años de Ciudad Delicias (2002) y Ciudad Delicias 70 años después (2003), entre otros.

Finalmente invitó a los participantes del taller a elegir temas de interés y trascendencia para su comunidad  que al desarrollarlos puedan conformar un repositorio de memoria histórica y tradiciones recuperados a través de la palabra hablada del Pueblo Mágico de Casas Grandes.

PROMUEVE INAH LA RECUPERACIÓN DE TRADICIÓN ORAL EN CASAS GRANDES

los mejores momentos del Festival en las Casas Grandes 2017.

INTRODUCCIÓN:

El Festival en las Casas Grandes es un esfuerzo que se realiza anualmente con el objetivo de promover el conocimiento acerca del patrimonio arqueológico relacionado con Paquimé, además de actividades artísticas y culturales que revindiquen a esta antigua civilización como un espacio de encuentro entre culturas.

En este sentido, por cuarto año consecutivo, el Museo de las Culturas del Norte fue sede del festival los días 19, 20 y 21 de octubre. Durante estas fechas habitantes de los municipios de Casas Grandes, Nuevo Casas Grandes, Janos, Galeana, Ascención y Buenaventura  que pudieron disfrutar de conferencias, exposiciones, obras de teatro, talleres y presentaciones musicales.

EXPOSICIONES:

Durante los tres días del festival los visitantes del museo disfrutaron de “Los Nuevos Diseños Cerámicos de Mata Ortiz”, una muestra de la belleza y el trabajo de los ceramistas de Mata Ortiz.

La ciudad de Veracruz se hizo presente en una exposición fotográfica que   retrataba la vida cotidiana en ese lugar; “Puerto de Luz, fotografía de la ciudad de Veracruz 1940-1960” fue el título de la exposición de 23 imágenes de Manuel Salina.

CONFERENCIAS Y TALLERES:

Con asistencia de estudiantes de secundaria y bachillerato se llevaron a cabo las conferencias  “Patrimonio arqueológico y siniestros naturales, el caso del huracán Odile en Paquimé”,  a cargo Eduardo Gamboa quien explicó los protocolos que se emplean ante los daños provocados por siniestros naturales.

Jesús Eduardo Medina Villalobos presentó los avances de “El proyecto arqueológico de Paquimé- excavación 2017”, el cual se realizó en el área denominada Unidad 14, también conocida como Casa de los Pilares, que según los expertos pudo ser la más portentosas por el tamaño  de sus cuartos y pasillos, además de la ubicación central dentro de la antigua ciudad.

“La colección Quinta Gameros”  fue el título de la conferencia  de Fátima Karina Gutiérrez Vacio, quien habló de la importancia de este acervo en resguardo del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Por último se impartió el taller de “Manejo de colecciones arqueológicas, su seguridad y resguardo” por Eidy Fernando Peña, Mauricio Salgado y Luis Ernesto Tena.

CULTURA INVITADA:

El 4to. Festival en las Casas Grandes tuvo como cultura invitada a la Huasteca Veracruzana. El Grupo Son Melo, fue el encargado de llenar de música y alegría con sus presentaciones tanto en el evento inaugura y el cierre en el museo como en las caravanas a los municipios de Janos, Ascención, Buenaventura y Galeana.

Este grupo es muestra de la riqueza cultural de la Huasteca veracruzana. Sus vestuarios, bailes y canciones como La Calandria, El Querreque”, Serenata Huasteca, Ojos Negros y La bamba, dejan constancia de ello.

Por su parte las artesanas Catalina Martínez y Viviana Hernández, originarias de Hoeycuatitla, en el corazón de la Huasteca veracruzana, compartieron con un grupo nutrido de estudiantes de bachillerato y mujeres de la comunidad, sus conocimientos en la elaboración de bordados en blusas de manta.

RECORRIDOS ARQUEOLÓGICOS:

Dentro de las actividades del 4to. Festival en las Casas Grandes, numerosos grupos de niños, adolescentes y adultos realizaron recorridos por la zona arqueológica de Paquimé. Tan solo en dos días 650 personas en su mayoría alumnos de jardín de niños, primaria, secundaria y universidades acudieron tan importante sitio con reconocimiento de patrimonio mundial.

Perla Bustillos explicó que el recorrido consta de 10 estaciones: El juego de pelota, la casa de los hornos, el montículo de la cruz, la organización social, la casa de los cráneos, la casa de las guacamayas, la casa de los pilares, el montículo de los héroes y el montículo de las ofrendas. Al terminar la visita a la zona arqueológica, los grupos continuaron su recorrido por el interior del museo, el cual cuenta con tres salas: Los primeros pobladores, las actividades de Paquimé y la llegada de los españoles.

OBRA DE TEATRO:

El grupo de teatro Sapiens- Sapiens estreno la obra Oración al Viento, un espectáculo creado para representar el final de la civilización de Paquimé, con un toque de miedo y misticismo.

La obra escrita por Inet Simental e interpretada por tres actrices que representaban a mujeres sacerdotisas, se presentó con éxito en el patio central del Museo de las culturas del norte la noche del viernes 20 de octubre.

PRESEA GUACAMAYA PAQUIME:

La presea Guacamaya Paquimé, edición 2017, la recibió el maestro Juan Soto Gonzáles por su trayectoria como promotor cultural en la región noroeste de nuestro estado.

Juan Soto es originario del municipio de Ascención, egresado de la Escuela Normal de Estado “Luis Urías Balderrain” y la Universidad Pedagógica Nacional con sede en Nuevo Casas Grandes. Desde 1984 se ha desempeñado como docente en distintas instituciones de nivel básico y realizado un incansable trabajo en pro de la promoción cultural en toda la región.

los mejores momentos del Festival en las Casas Grandes 2017.

ESTRENAN OBRA DE TEATRO SOBRE LA CULTURA PAQUIMÉ

Teniendo como marco el 4to. Festival en las Casas Grandes, el grupo de teatro Sapiens- Sapiens estreno la obra “Oración al Viento”, un espectáculo creado para representar el final de la civilización de Paquimé, con un toque de miedo y misticismo.

Inet Simental escritora de la obra, comentó que la idea surgió con la invitación del Instituto Nacional de Antropología e Historia para participar en el 4to. Festival en las Casas Grandes “El doctor Jorge Carrera nos facilitó información sobre la historia de la cultura de Paquimé y de ahí surge la idea de representar por medio de una obra con esta idea de terror y miedo que supongo se debe sentir cuando debes abandonar tu lugar de origen”.

Como explica su autora, el espectáculo es una lucha entre tres mujeres sacerdotisas por repoblar Paquimé. Son tres personajes: La que cura ojos interpretada por Inet Simental que representa a una mujer que puede ayudar a los demás a ver, física y simbólicamente, “ella en realidad tienen algunos trucos para manipular, hasta que al final se da cuenta que a la única que puede ayudarse es a sí misma”.

Viento interpretada por Rocío García es la sacerdotisa encargada de tener una relación directa con el Dios del viento y Piedra Grande que es Paulina Grajeda que es ciega pero puede ver el futuro.

Sapiens-Sapiens es una compañía de teatro independiente con el interés de transmitir a través de su arte nuevos conceptos e ideas  “nuestro interés es que, a partir del teatro, hagamos un estudio del hombre, de sus capacidades y conflictos pero sobre todo, de la manera que tiene de resolverlos”

Desde su inicio en 2011 la compañía ha presentado algunos proyectos como Las brujas de Macbeth, Canto Rojo, La Leyenda de las Sirenas y Sonidos Gnósticos además de participar en varios proyectos como con el municipio de Santa Bárbara en una obra inspirada en la Ruta de Oñate y otra  titulada 1567 sobre la  fundación de esta ciudad, la más antigua de nuestro estado de origen hispánico.

ESTRENAN OBRA DE TEATRO SOBRE LA CULTURA PAQUIMÉ

CONCLUYE CON ÉXITO EL 4TO. FESTIVAL EN LAS CASAS GRANDES

* Recibe Juan Soto González la presea Guacamaya Paquimé.

Luego de tres días de recorridos por la zona arqueológica y el museo, conferencias, exposiciones fotográficas, muestra y venta de artesanías, talleres, teatro y la música de la Huasteca veracruzana, concluyó con éxito el 4to. Festival en las Casas Grandes, con la entrega de la presea Guacamaya Paquimé al maestro Juan Soto González por su trayectoria como promotor cultural en la región noroeste de nuestro estado.

El cierre del festival se realizó la mañana de este sábado en el museo de Paquimé, con la entrega de la presea Guacamaya Paquimé, que este año fue para el maestro Juan Soto González por sus inumerables aportes a la cultura regional.

Juan Soto es originario del municipio de Ascención, egresado de la Escuela Normal de Estado “Luis Urías Balderrain” y la Universidad Pedagógica Nacional con sede en Nuevo Casas Grandes. Desde 1984 se ha desempeñado como docente en distintas instituciones de nivel básico y últimamente ha incursionado en la administración pública.

Sin embargo, su labor como promotor cultural fue el principal atributo que lo hizo acreedor a la presea: una hermosa pieza elaborada por manos expertas de ceramistas de la comunidad de Mata Ortiz. Así pues, es colaborador activo de las salas de lectura municipal, asesor cultural en el municipio de Ascención, forma parte activa del Circuito de escritores regionales del noroeste del estado, ha sido ganador del concurso “Oración al Cartero” y “Don Quijote nos invita a leer”. Es coautor de algunos libros, además de promover la cultura con internos de centro de reintegración social de Ascención.

“Hoy les decimos que como en el caso de Spencer McAllum, Julián Hernández y Luis Mario Madrid, no nos equivocamos en reconocer y honrar a quien tanto lo merece” dijo el Delegado del INAH en Chihuahua, Jorge Carrera Robles, minutos antes de develar la presea.

Por su parte el maestro Juan Soto González agradeció la distinción “doy gracias por estar en el camino de sembrar la cultura, al lado mío hay muchas personas, no me he hecho solo, yo solo soy el artífice pero hay muchas personas, la gente de mi pueblo, que siempre me han apoyado”.

A manera de colofón, la música de la Huasteca veracruzana del grupo Son Melo, fue quien cerró con broche de oro los tres días de actividades del festival en las Casas Grandes.

CONCLUYE CON ÉXITO EL 4TO. FESTIVAL EN LAS CASAS GRANDES

 MÁS DE 650 NIÑOS Y ADULTOS VISITAN LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE PAQUIMÉ

  • Numerosos grupos de estudiantes de Jardines de niños, primarias, secundarias y bachilleratos visitan diariamente la zona arqueológica de Paquimé.
  • Alumnos de la Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua, capacitados por personal del museo dirigen las visitas.
  • Artesanas de Veracruz muestran bordan blusas para los visitantes.

Dentro de las actividades del 4to. Festival en las Casas Grandes, numerosos grupos de niños, adolescentes y adultos realizaron recorridos por la zona arqueológica de Paquimé. Tan solo en dos días 650 personas en su mayoría alumnos de jardín de niños, primaria, secundaria y universidades acudieron tan importante sitio de patrimonio mundial y más de 600 asistieron a las conferencias y eventos culturales.

El segundo día de actividades, inició con los recorridos a las zonas arqueológicas. Desde muy temprano, decenas de pequeños del jardín de niños esperaban ansiosos iniciar el trayecto de la mano de sus maestras y bajo la guía de Perla Bustillos, encargada de las visitas. A ellos le siguieron grupos de primaria, secundaria y algunos turistas extranjeros.

Perla Bustillos explicó que el recorrido consta de 10 estaciones: El juego de pelota, la casa de los hornos, el montículo de la cruz, la organización social, la casa de los cráneos, la casa de las guacamayas, la casa de los pilares, el montículo de los héroes y el montículo de las ofrendas. Al terminar la visita a la zona arqueológica, los grupos continuaron su recorrido por el interior del museo, el cual cuenta con tres salas: Los primeros pobladores, las actividades de Paquimé y la llegada de los españoles.

Durante la tarde Catalina Martínez y Viviana Hernández, artesanas originarias de Hoeycuatitla, en el corazón de la Huasteca veracruzana, compartieron con un grupo nutrido de estudiantes de bachillerato y mujeres de la comunidad, sus conocimientos en la elaboración de bordados en blusas de manta.

Estas artesanas, creadoras de arte popular, forman parte de un grupo de mujeres indígenas, denominado Xochitlatzomanih, que significa Bordadoras de flores, quienes desde hacer 15 años se reunieron y con apoyos gubernamentales lograron poner un taller de bordado de blusa tradicionales, vestidos, rebosos, camisas, servilletas, bolsas y monederos. Actualmente son 12 las mujeres que integran el taller y llevan a ferias y congresos sus productos.

Para cerrar el día el grupo de teatro Sapiens-Sapiens presentó la obra “Oración al Viento” en el patio central del museo.

 MÁS DE 650 NIÑOS Y ADULTOS VISITAN LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE PAQUIMÉ