CINCO ZONAS ARQUEOLÓGICAS EN CHIHUAHUA QUE VISITAR ESTE VERANO

Boletín de prensa No. 23 / MARTES 10 de JULIO del 2018

La vastedad del territorio Chihuahuense es hogar de diferentes destinos para hacer turismo, el estado grande ofrece turismo de aventura, de negocios, de naturaleza, pero también turismo cultural y arqueológico.

Y es que Chihuahua, a pesar del desconocimiento que se tiene, cuenta con hermosas zonas arqueológicas, las cuales mantienen sus puertas abiertas al público.

Paquimé

Paquimé es un bien de valor cultural inscrito desde 1998 en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Porque es un testimonio excepcional de las relaciones entre los Pueblos del Norte de México y Mesoamérica; ofrece  evidencia única de construcciones de arquitectura de tierra. Se considera que durante la época de esplendor de la Cultura Casas Grandes en la ciudad de Paquimé vivieron más de tres mil personas.

En la zona también se encuentra el Museo de las Culturas del Norte, que abrió sus puertas el 26 de febrero de 1996 y alberga una de las más bellas colecciones arqueológicas del México Antiguo recuperada durante las excavaciones de Paquimé y de otros importantes sitios arqueológicos de la región conformada por el Norte de México y el Suroeste de los Estados Unidos conocida como la Gran Chichimeca.

Esta temporada de vaciones y en pleno verano se puede visitar Paquimé de martes a sábado en horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde, pagando únicamente 65 pesos, o bien, los domingos que es gratis. La zona cuenta con estacionamiento, paquetería, sanitarios, servicios educativos, salón de usos múltiples, cafetería, tienda de artesanías, visitas guiadas (previa cita), instalaciones para personas con discapacidad física.  La Zona Arqueológica Paquimé se localiza en el municipio de Casas Grandes, Chihuahua. A 267km. de Ciudad Juárez y 321km. de la capital del estado.

Las Cuarenta Casas

El lugar es un asentamiento prototípico de la provincia serrana que fue habitado por grupos de cazadores recolectores; basket-makers y agricultores de la Cultura Casas Grandes cliff-dwellers. Los arqueólogos acuñaron estos dos conceptos para interpretar la evolución cultural de estos grupos. Dichas edificaciones fueron construidas al interior de cuevas y abrigos formados en los acantilados de las barrancas, y que se cree funcionaron, además de asentamiento habitacional, como talleres.

Puedes visitar Las Cuarenta Casas de lunes a domingo en un horario de 9 de la mañana tres de la tarde, y es totalmente gratuito, la zona cuenta con estacionamiento, sanitarios, visitas guiadas (previa cita). El sitio arqueológico se localiza a 320 kilómetros al noroeste de la ciudad de Chihuahua y a 42.5 de Ciudad Madera. Para acceder se toma la carretera a Ciudad Cuauhtémoc, Ciudad Guerrero y Ciudad Madera. De allí se continúa por la carretera que lleva a El Largo o Mesa del Huracán, hasta el kilómetro 42 donde está la puerta de acceso a la zona arqueológica.

Cueva de la Olla

Los constructores de la Cultura Casas Grandes primeramente habitaron en cuevas, donde dejaron evidencia de su presencia, como en la Cueva de la Laja, del Rincón y de la Olla. Cerca del año 1100 d.C. se establecen en los valles, cerca de sus cultivos, siendo así como se consolida el inicio de la Cultura Casas Grandes. Albergan evidencia de los primeros cazadores recolectores que usaron las cuevas como refugio. También albergan evidencia de las primeras aldeas agrícolas. Hay evidencia del florecimiento y la decadencia de la Cultura Casas Grandes. Y fueron refugio de los grupos de apaches que estaban siendo exterminados durante la segunda mitad del siglo XIX.

Puedes visitar Cueva de la Olla de lunes a domingo en un horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde, y es totalmente gratuita la entrada, la zona cuenta con estacionamiento, y se encuentra a 67 kilómetros de la ciudad de Casas Grandes, Chihuahua. Para acceder se toma el camino de Casas Grandes a la colonia Juárez, siguiendo por la carretera rumbo a El Largo o Mesa del Huracan, hasta llegar al entronque camino a la comunidad de El Willy. De allí, luego de ocho kilómetros de carretera se localiza el señalamiento de acceso a la zona arqueológica. Cueva de la Olla se ubica en el interior de un abrigo natural que forma parte de un conjunto de lugares semejantes, dentro del Valle de las Cuevas.

Huápoca

El Conjunto Huápoca forma parte de los más de 180 sitios arqueológicos de “Casas en Acantilado” que se tienen registrados en la Sierra Madre Occidental. Su importancia radica en que se trata de asentamientos que se distribuyen como pequeños multifamiliares aprovechando cuevas y abrigos rocosos de los acantilados que forman los barrancos de la cuenca del río Papigochi, con estructuras de arquitectura de tierra y vestigios arqueológicos. El Conjunto Huápoca fue un núcleo de población de Casas Acantilado que está integrado por cuatro unidades habitacionales en tres cuevas:   Nido del Águila, Cueva del Mirador y Cueva de la Serpiente, hay también una Atalaya (torres de comunicación o de control), todos ellos ubicados sobre la ladera del río Papigochi. Forman parte del sistema regional de Paquimé “Cultura Casas Grandes” en la Sierra Madre Occidental. Se estima que los pueblos serranos permanecieron en la región 200 años después del colapso de Paquimé.

Puedes visitar este sitio de lunes a viernes de 9 de la mañana a 5 de la tarde, la entrada es gratuita y el conjunto cuenta con estacionamiento, sanitarios, centro de visitantes y visitas guiadas (previa cita). La zona arqueológica se localiza en la Sierra Madre Occidental en el municipio de Madera  a 280 km. de distancia de la ciudad de Chihuahua. Luego de arribar a Ciudad Madera se toma la avenida  Independencia, hacia el oeste por camino de terracería hasta observarse el señalamiento correspondiente. El Conjunto Huápoca se encuentra a 35 km. de distancia de la cabecera municipal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAVeranoCueva Grande

Enclavada en un rincón de la sierra de Madera, cubierta por una cascada, el abrigo rocoso contiene por lo menos nueve cuartos distribuidos alrededor de una pequeño patio que contenía dos graneros para almacenar maíz. Singular sitio arqueológico de “Casas Acantilado” de fácil acceso, sin duda es una de las ocupaciones humanas más antiguas de la región; por su tamaño y localización es la más próxima al área ribereña. Cuenta con una pequeña Atalaya (punto de comunicación) de la cual pueden verse sus cimientos y traza a un costado del estacionamiento y que funcionó como puesto de comunicación directa con la del Conjunto Huápoca.

Puede visitar Cueva grande de domingo a lunes en un horario de 9 de la mañana  a 5 de al tarde. La entrada es gratuita y cuenta con estacioanmiento. La zona arqueológica  se localiza en la Sierra Madre Occidental en el municipio de Madera  a 280 km. de distancia de la ciudad de Chihuahua. Luego de arribar a Ciudad Madera se toma la avenida  Independencia hacia el oeste por camino de terracería hasta observarse el señalamiento correspondiente a la zona arqueológica Cueva Grande

Estas cinco zonas arqueológicas se han podido rescatar y mantener gracias a un arduo trabajo y aunque se encuentran abiertas al público, y se pueden admirar con toda la familia, se pide a los visitantes todo su respeto y apoyo para seguir manteniéndolas en buenas condiciones.

CINCO ZONAS ARQUEOLÓGICAS EN CHIHUAHUA QUE VISITAR ESTE VERANO

REVITALIZA INAH ZONAS ARQUEOLÓGICAS DEL ESTADO

A poco tiempo de que inicie Semana Santa el INAH delegación Chihuahua comenzó con los trabajos de revitalización y limpieza de las Zonas Arqueológicas. El objetivo es homogenizar la señalización en todas las zonas arqueológicas del estado y darle una nueva imagen a los sitios turísticos con los que contamos en la entidad.

Empleados y custodios de las zonas arqueológicas de 40 Casas, Huápoca y Cueva Grande en el municipio de Madera, así como Cueva de la Olla en Casas Grandes iniciaron la semana pasada con los trabajos de revitalización que incluyen limpieza de caminos y veredas así como la instalación de la nueva señalización con información de la zona para turistas y paseantes.

La nueva señalización es un programa dependiente de la Dirección de Operación Sitios de la Coordinación de Arqueología del INAH con la intención de homogenizar la señalización en todas las zonas arqueológicas de la república mexicana. Entre ellas, las cinco que opera la delegación del INAH en chihuahua, que se encuentran actualmente abiertas al público.

Cabe mencionar que dentro de este programa de señalización también se encuentran sitios como Samalayuca en el municipio de Juárez, Cueva de las Monas y Ojos del Chuvíscar en el municipio de Chihuahua y el Peñón del Diablo en Janos, que aunque su cuidado y acceso dependen de particulares, se cuenta con la supervisión del INAH para promover su protección y conservación.

Nuestro estado cuenta con alrededor de 1,660 sitios arqueológicos registrados por el INAH en diferentes municipios como Janos, Casas Grandes, Bocoyna, Guachochi, Batopilas, Julimes, Madera, Juárez, Ascensión, Galeana, Ignacio Zaragoza, Aldama, Cuauhtémoc y Chihuahua entre otros.

 

REVITALIZA INAH ZONAS ARQUEOLÓGICAS DEL ESTADO

PRESENTARON EL LIBRO “LOS PAQUIMESES” DE ARTURO GUEVARA SÁCHEZ, EN EL FESTIVAL EN LAS CASAS GRANDES

171_guevara-1

Boletín de prensa No. 34
24 de octubre del 2016

La primera publicación 100 por ciento chihuahuense sobre la arqueología de Paquimé salió a la luz hace unos días y su presentación formó parte de los eventos del III Festival en las Casas Grandes. Se trata del libro escrito por el doctor Arturo Guevara Sánchez Los Paquimeses, cuyo contenido muestra los aportes derivados de numerosas investigaciones arqueológicas que él realizó a lo largo de su trayectoria, y que hoy en día se constituyen como el elemento de información más importante en el Museo de las Culturas del Norte y la Zona Arqueológica Paquimé.

Jorge Carrera Robles, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Chihuahua, describió a Arturo Guevara como el primer arqueólogo chihuahuense a quien su formación, también de profesor, le ha permitido tener un lenguaje distinto a la que vemos en la mayoría de los arqueólogos en cuanto a la comunicación de sus hallazgos y propuestas. “Un intelectual y un científico social con mucha raíz por su estado para quien Los Paquimeses no es un accidente, sino una vocación de vida para reencontrarse con la arqueología”.

“Uno de los principales compromisos del Centro INAH Chihuahua era la creación de un documento de estas características. De ahora en adelante podremos disponer de este libro como una fuente y un esfuerzo científico muy importante”, declaró.

171_guevara-3

Guevara Sánchez agradeció, tanto al delegado del INAH Chihuahua, como al director del Centro Cultural Paquimé, Mauricio Salgado Servín, por las facilidades para que este trabajo fuera publicado.

“Este libro se compone de la unión de muchas experiencias y bellos recuerdos del estudio de aquellos nobles indígenas que ahora conocemos como los paquimeses”, expresó el doctor Guevara.

Dijo también que el objetivo principal de este texto es hacer la relación de los eventos más importantes de la historia cultural de Paquimé, así como las intervenciones mayores de distintos arqueólogos que estuvieron a cargo del sitio en diferentes momentos, y quienes aportaron valiosos datos para conocer mejor la antigua cultura regional.

Entre los interesantes datos contenidos en este libro, narró el doctor Guevara que gracias a las observaciones del expedicionario español Baltazar de Obregón, nos enteramos que para 1565 Paquimé ya había sido abandonada, y que se tiene registro de que para ese entonces seguían en pie edificios de adobe de 6 a 7 niveles, que sus muros conservaban pinturas, que había restos de una fundición, estufas en las casas y se podía apreciar la forma característica de sus puertas.

171_guevara-4

Arturo Guevara Sánchez es arqueólogo, maestro en museografía y doctor en historia. Cuenta además con el título de profesor de educación primaria y profesor de Física y Química. Ha trabajado como arqueólogo en varios estados de México, principalmente en la región del norte, donde fue pionero en el estudio de varios sitios arqueológicos, entre ellos Las 40 Casas y La Cueva de las Monas.

Fue director del Centro Regional Norte del INAH y del Museo Regional de la Laguna. Posteriormente, ocupó el cargo de director fundador del Centro INAH Chihuahua, en 1984. Actualmente es investigador jubilado del Centro INAH Chihuahua y profesor de la materia Materiales Arqueológicos en la Escuela de Antropología e Historia del Norte de México.

El libro Los Paquimeses fue presentado en el marco del III Festival en las Casas Grandes, evento que se realizó durante los días 19, 20 y 21 de octubre en las instalaciones del Centro Cultural Paquimé del municipio de Casas Grandes, en donde además se llevaron a cabo actividades artísticas y culturales.  El libro se encuentra a la venta tanto en el Museo de las Culturas del Norte, en Casas Grandes; como en las oficinas del Centro INAH Chihuahua, en el Paseo Bolívar #608 del Centro Histórico de la ciudad de Chihuahua.

 

PRESENTARON EL LIBRO “LOS PAQUIMESES” DE ARTURO GUEVARA SÁCHEZ, EN EL FESTIVAL EN LAS CASAS GRANDES

SE EXHIBIERON FOTOGRAFÍAS DE LA SIERRA DE CHIHUAHUA, CAPTADAS POR CARL LUMHOLTZ A FINALES DEL SIGLO XIX

Zona Arqueológica “Las Cuarenta Casas”, Madera. 4 de abril de 2016.

139_0cd2f57e57Entre las actividades que se realizaron los días 24, 25 y 26 de marzo dentro del tercer festival cultural ‘Sol de Acantilados’, se presentó la exposición fotográfica “El explorador del noroeste de Chihuahua: Carl Lumholtz. Arqueología y etnografía de la sierra”, la cual muestra una serie de imágenes captadas por el célebre investigador noruego entre los años 1890 y 1898.

139_54a0b8e90b

La exposición estuvo dividida en tres partes: Con un total de 32 imágenes, en el centro de visitantes de la Zona Arqueológica ‘Las 40 Casas’ se presentó el tema: “Las primeras imágenes de Las 40 Casas y los rostros de los pimas de la sierra”; mientras que en el centro de visitantes de la Zona Arqueológica ‘El Conjunto Huápoca’ se presentó “Las Casas en Acantilado de la sierra y las viviendas de los pimas”, la cual consta de 32 imágenes. Por último, en el centro de visitantes de la Zona Arqueológica ‘Cueva Grande’, se presentó el tema “Imágenes arqueológicas y familias pimas”, con un total de 27 fotografías.

Estos tres sitios están ubicados en el municipio de Madera, Chihuahua, y la muestra en conjunto formó parte del programa del festival ‘‘Sol de Acantilados’ en su edición 2016, evento de difusión organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Chihuahua.

139_2020958280

La exposición es un esfuerzo del INAH por reflejar la unión del antes y el ahora en la difusión del patrimonio cultural inmaterial a través de lo material. Además, estuvo acompañada de una serie de objetos relacionados con la arqueología regional y nacional, que detallan la riqueza entre los símbolos y las acciones de las culturas ancestrales que habitaron el territorio chihuahuense.

139_2e7da783c3

Este compendio exhibe una serie de fotografías centenarias que capturaron la cultura del pueblo indígena de los pimas, quedando eclipsado para siempre entre blancos negros y escalas de grises en imágenes que más que describir, animan a descubrir en la nostalgia histórica.

139_9a91f12bb1

Tomadas de una selección de imágenes que fueron captadas en el transcurso de las exploraciones del etnógrafo noruego Carl Lumholtz por el norte de México a finales del siglo XIX, esta muestra presenta las tomas concernientes a su paso por la zona serrana del noroeste de Chihuahua, siendo éstas las primeras fotografías de paisajes, comunidades, naturaleza, etnografía y arqueología de la región.

139_eef7827f42

Las exploraciones de Lumholtz fueron patrocinadas por el Museo Americano de Historia Natural (American Museum of Natural History) de donde surgieron un total de 2,576 fotografías, las cuales se encuentran entre el acervo de dicho museo, con la colección llamada ‘Lumholtz Expedition to Mexico’.

139_7c4301997d

Su libro “El México desconocido: cinco años de exploración entre las tribus de la Sierra Madre Occidental; en la tierra caliente de Tepic y Jalisco, y entre los Tarascos de Michoacán”, fue publicado por primera vez en 1902 en idioma inglés. En esta obra se describen los años de trabajo en el territorio mexicano presentando una selección de las imágenes y algunos dibujos donde ejemplifica sus hallazgos.

139_92ec75572e

Carl Lumholtz nació en Lillehammer, Noruega en 1851 y murió en la ciudad de Nueva York en 1922. Ha sido considerado, además de explorador, un naturalista y etnógrafo del norte de México, aportando información valiosa a la comunidad científica, ya que recolectó especímenes botánicos y de fauna, así como artefactos arqueológicos nunca antes descritos por otros investigadores.

SE EXHIBIERON FOTOGRAFÍAS DE LA SIERRA DE CHIHUAHUA, CAPTADAS POR CARL LUMHOLTZ A FINALES DEL SIGLO XIX

EN CASAS GRANDES RELIZAN ENCUENTRO ZONAS ARQUEOLÓGICAS DE SONORA Y CHIHUAHUA

Casas Grandes, Chihuahua, 3 de marzo de 2016. 

129_ba61eaaa02

Con el objetivo de propiciar el acercamiento y la colaboración institucional, además de compartir programas educativos y de divulgación cultural, se realizó un Intercambio Educativo y Cultural entre las zonas arqueológicas del Cerro de Trincheras, ubicada en el municipio de Trincheras, Sonora, y Paquimé, localizada en el municipio de Casas Grandes, Chihuahua.

Representantes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), tanto de Sonora como de Chihuahua, se reunieron en el Centro Cultural Paquimé, para intercambiar experiencias en cuanto a los trabajos que se realizan en ambos centro de trabajo para preservar los sitios arqueológicos, así como las estrategias de divulgación y programas de difusión.

129_2582955aff

José Luis Perea González, delegado del Centro INAH Sonora, destacó que por medio de este encuentro se podrá construir una convivencia que genere una relación y una amistad para impulsar las fortalezas de ambos sitios. Habló también de la relación cultural que existe entre el Cerro de Trincheras y Paquimé, mencionando que este intercambio se ha realizado de diferentes formas y en diversos momentos de la historia.

Al haber trabajado anteriormente en el estado de Chihuahua, el antropólogo Perea recalcó aspectos de la región, como la recuperación de las estaciones de ferrocarril de Mata Ortiz y Casas Grandes, el mejoramiento de la imagen urbana y el impulso que la propia región ha dado a sus recursos naturales y culturales.

“Lo que representa la cerámica de Mata Ortiz, la forma que se retomaron las expresiones arqueológicas para la creación artística es algo de lo que debemos seguir aprendiendo”, mencionó.

129_7cf55070b3

Por su parte, el delegado del Centro INAH Chihuahua, Jorge Carrera Robles, planteó este encuentro como la primera de otras reuniones motivadas por el hermanamiento de los municipios y las zonas arqueológicas.

Destacó el esfuerzo de la administración local, y el trabajo que se ha realizado por medio del Consejo Regional de Cultura del Noroeste, conformado por el Centro INAH Chihuahua, y los municipios de Janos, Ascensión, Galeana, Buenaventura, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes.

Mediante esta agrupación, se han creado estrategias para construir ideas que convergen en actividades muy precisas, como el Festival en las Casas Grandes, evento cultural que se realiza desde el año 2014 con el propósito de reposicionar la zona arqueológica de Paquimé en un doble sentido: de orden arqueológico y de

129_d8446b52b3

En este encuentro participaron también Migdelina García Reina, Presidenta Municipal de Trincheras Sonora, y Humberto Baca Tena, Presidente Municipal de Casas Grandes, Chihuahua, quienes resaltaron el impacto de este ejercicio de intercambio en términos de turismo y actividades culturales y educativas para ambos municipios. “Este intercambio no es un asunto nuestro, sino de nuestros antepasados”, mencionó el alcalde de Casas Grandes.

129_19d51513c5

Elisa Villalpando Canchola, investigadora del Centro INAH Sonora, brindó una explicación acerca del proceso mediante el cual se abrió al público la zona arqueológica del Cerro de Trincheras, y Adrián López Dávila, arqueólogo encargado del sitio, expuso mediante una serie de fotografías el recorrido que realizan los visitantes, así como las actividades que continuamente se llevan a cabo, como los recorridos escolares y familiares, exposiciones y talleres.

129_37497c9885

Por último, Mauricio Salgado Servín, director del Centro Cultural Paquimé, habló acerca de las estrategias de difusión y las actividades culturales que se realizan en conjunto con el Consejo Regional de Cultura para posicionar esta zona arqueológica entre la comunidad, así como la metodología y los apoyos que se requieren para llevarlos a cabo.

EN CASAS GRANDES RELIZAN ENCUENTRO ZONAS ARQUEOLÓGICAS DE SONORA Y CHIHUAHUA

LA ZONA ARQUEOLÓGICA PAQUIMÉ ESTÁ AHORA PROTEGIDA POR EL ESCUDO AZUL DE LA UNESCO

Chihuahua, Chih. 02 de octubre del 2015.

82_94d349243a

En mayo del año 2015 se concluyó el proceso de inscripción de nueve zonas arqueológicas mexicanas denominadas patrimonio mundial en el Registro Internacional de Bienes Culturales bajo Protección Especial de La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Entre estos nueve sitios destaca la antigua ciudad de Paquimé ubicada en Casas Grandes, Chihuahua.

Por lo anterior, el día de ayer se realizó un acto protocolario simultáneo de colocación de placas en los nueve sitios inscritos: la ciudad prehispánica de Palenque, Chiapas; la ciudad
prehispánica de Teotihuacan, estado de México; la zona arqueológica de Monte Albán, Oaxaca; la ciudad prehispánica de Chichén Itzá, Yucatán; la ciudad prehispánica de El Tajín, Veracruz; la ciudad precolombina de Uxmal en Yucatán; la zona de monumentos arqueológicos de Xochicalco, Morelos; la antigua ciudad Maya de Calakmul, Campeche.; y por supuesto la zona arqueológica de Paquimé, en Chihuahua.Durante la ceremonia, el delegado estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Jorge Carrera Robles, refrendó el compromiso de seguir trabajando para asegurar la protección, conservación y resguardo de este importante patrimonio cultural, además de reforzar planes y programas para su difusión y promoción turística.

82_96b978afa2

Aurelio Rigoya, quien acudió en representación del delegado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Alfredo de la Torre, dijo sentirse honrado de contribuir a enaltecer una de las ciudades más hermosas de la antigüedad. Además, detalló que gracias al trabajo interinstitucional realizado desde el año 2012, se sustentó exitosamente ante la UNSECO la relevancia histórica, cultural y científica de estos nueve sitios arqueológicos, lo que hizo procedente esta nueva inscripción.

Anteriormente, en el año de 1998 la UNESCO incluyó a la zona arqueológica Paquimé en el listado de Patrimonio Mundial de la Humanidad. Ahora con esta nueva inscripción bajo el concepto de “protección especial” goza de inmunidad conforme a la Convención para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado (Convención de La Haya de 1954), ratificada por México en 1956.

82_bf4f0d4edb

Este “Escudo Azul” colocado el día de ayer, es el emblema protector de la Convención de La Haya, y fue colocado en cada una de estas zonas con el propósito de promover la protección de las mismas ante todo tipo de circunstancias.

La actuación de las autoridades nacionales en vista del régimen de protección especial contribuirá, entre otros temas, a la planificación de medidas de emergencia ante desastres, a la prevención y mitigación de daños, a preparar traslados de bienes muebles o su resguardo, a combatir el tráfico de bienes culturales y a promover la conservación vinculando diversas convenciones culturales de la UNESCO.

El proceso de identificación y solicitud de inscripción de los bienes culturales fue realizado por la Comisión Intersecretarial de Derecho Internacional Humanitario (CIDIH-México), integrada por las secretarías de la Defensa Nacional, Marina, Gobernación y Relaciones Exteriores, a través de un Grupo de Trabajo en el que participó el Instituto Nacional de Antropología e Historia, así como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), con el apoyo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

En la ceremonia estuvieron presentes el General Brigadier del Diplomado del Estado Mayor, Vicente Antonio Contreras; Humberto Baca Tena, Presidente Municipal de Casas Grandes; el director del Centro Cultural Paquimé, Mauricio Salgado, así como el personal del museo y la zona arqueológica.

82_506e69b9fc

LA ZONA ARQUEOLÓGICA PAQUIMÉ ESTÁ AHORA PROTEGIDA POR EL ESCUDO AZUL DE LA UNESCO

IMPLEMENTA EL INAH “OPERATIVO EQUINOCCIO” PARA VISITANTES DE ZONAS ARQUEOLÓGICAS EN ESTA TEMPORADA

  • En Chihuahua hay cinco zonas arqueológicas abiertas al público
  • Se espera un incremento de visitantes durante la temporada vacacional de primavera
  • Se tienen programados una serie de actividades para recibir a los visitantes
  • En Cuarenta Casas se realizará en primer festival cultural Sol de Acantilados; en Paquimé, el Festival  de la Danza de las Culturas del Norte.

Con el objetivo de procurar la integridad física y seguridad de las personas que visitan las zonas arqueológicas, así como garantizar la conservación y el respeto del patrimonio arqueológico; el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ha implementado el “Operativo Equinoccio de Primavera 2014” para la próxima temporada vacacional.

Las zonas arqueológicas abiertas al público pueden servir como espacios de disfrute para sus visitantes, siempre y cuando se respeten los lineamientos establecidos por el INAH para su conservación.

Paquimé

Es por ello que, para atender el incremento en la afluencia de visitantes durante esta temporada, a partir del 21 de marzo y durante la próxima etapa vacacional de primavera se ha establecido este operativo, por medio del cual custodios y personal de dicho Instituto proporcionarán a los visitantes las indicaciones pertinentes para hacer más agradable su visita, además de fomentar el respeto y cuidado del patrimonio arqueológico.

conjunto huápoca (1)

Con esta finalidad, el personal del Centro INAH Chihuahua que atiende este rubro ha recibido capacitación en materia de: primeros auxilios y uso de botiquín, búsqueda y rescate, combate y prevención de incendios, y atención al visitante.

Además, se han establecido dinámicas para determinar el manejo de fuentes de abastecimiento de agua, construcción de barreras de control de incendios, diseño de contenedores de basura y mapa de ubicación, y manejo de flora y fauna existente dentro de los límites de la zona arqueológica.

Cueva Grande

Al visitar una zona arqueológica se recomienda:

  • Usar zapatos y ropa cómoda, y protegerse de los rayos del sol (utilizar gorras, sombreros y bloqueador solar)
  • Hidratarse
  • Tener en cuenta que no se admiten armas de ningún tipo
  • Acudir con los custodios o guías del sitio en caso de sentirse mal físicamente para recibir primeros auxilios
  • Cumplir con las señales e indicaciones que de el personal de custodia de la zona arqueológica
  • Llevarse la basura que se genere, o depositarla en los contenedores
  • No rayar ni maltratar los monumentos
  • Evitar el acceso a las áreas señaladas como delimitadas o de protección y sólo transitar por los caminos  indicados
  • Evitar aglomeraciones y atender las indicaciones sobre accesos y circulación en las áreas de la zona arqueológica

Actualmente en el estado de Chihuahua se encuentran cinco zonas abiertas al público, con servicio de estacionamiento, centro de visitantes, sanitarios y visitas guiadas; abiertas de lunes a domingo de las 9:00 a 17:00 horas:

Cueva de la Olla

Cuarenta Casas; a 40 kilómetros de Ciudad Madera. Conjunto Huápoca; a 35 kilómetros de Ciudad Madera. Cueva Grande; a 47 kilómetros de Ciudad Madera. Cueva de la Olla; a 67 kilómetros de la Ciudad de Casas Grandes. Paquimé; ubicado en el municipio de Casas Grandes. En este sitio se encuentra también el Museo de las Culturas del Norte con un costo de entrada de 57 pesos y cierra únicamente los lunes. Cuenta con salón de usos múltiples, cafetería, tienda de artesanías e instalaciones para personas con capacidades diferentes.

cuarenta casas

Durante los días 17, 18 y 19 de abril, se realizará el primer festival cultural “Sol de Acantilados”, en la zona arqueológica Cuarenta Casas, por lo que para estos días se espera una mayor afluencia de visitantes. Además, en la zona arqueológica Paquimé se tienen preparados una serie de actividades para recibir a las personas que visitan este sitio durante la próxima temporada vacacional, tales como el Festival de la Danza de las Culturas del Norte, la exposición pictórica de Paulo Medina, y  la exposición de la obra de Leonardo Da Vinci.

IMPLEMENTA EL INAH “OPERATIVO EQUINOCCIO” PARA VISITANTES DE ZONAS ARQUEOLÓGICAS EN ESTA TEMPORADA